¿Por qué escribir?

 

http://www.vallenajerilla.com/

¿Alguna ocasión se han detenido a pensar por qué escribir? ¿Qué les significa escribir? Comparto estas interrogantes porque, desde una opinión personal, escribir va más allá de sólo elaborar un mensaje, engloba también compartir mundos, historias de vida. Es un acto de creación y de liberación, a través de éste comunicamos y nos comunicamos.

Escribir es un arte, desde que se inicia un texto hasta que se termina, la manera en que se elaborará el desarrollo del escrito, los argumentos, sus contenidos y por supuesto, el cierre del mismo.

Encontramos una infinidad de textos, de carácter histórico, periodístico, científico, literario, divulgación, por mencionar algunos de estos… La escritura es también una terapia, sí, es una manera de ir plasmando todo aquello que se tiene en el interior de cada persona, es una manera de  cómo pueden compartirse un Mar de historias (tal como se llama la columna de la periodista, escritora, conductora Cristina Pacheco), que quizá han estado encerradas por mucho tiempo.

Cada persona lleva muchas historias en su interior, algunas son muy tristes, desafortunadas, otras pueden ser de aventuras, otras muy felices, unas para reflexionar sobre ciertas problemáticas, en fin, una variedad de temas en las historias de vida. Al momento de narrar estas historias a través de la escritura, ésta se convierte en un medio para liberar lo que se lleva al interior, hay historias que pueden ser compartidas con otras personas, a un público más cercano o más extenso. Otras quizá queden sólo para quien las escribe, eso dependerá de la decisión de cada autora o autor, lo cierto es que en ese proceso de escritura hay una parte importante que a veces puede pasar desapercibida, cada persona permite soltar algo de lo que lleva en su interior y eso es un gran regalo para su vida.

Reitero que la escritura implica más allá de lo literal, es importante escribir con buena redacción y ortografía, sin embargo, no es impedimento el que, si aún no cubre con estos requisitos, se pueda plasmar lo que quiere contar, sea sobre papel o algún medio digital. La invitación es darse la oportunidad de escribir, sin  miedo, con el corazón, con la confianza de hacer algo que nos dejará muchos aprendizajes (no sólo para ser un texto publicado sino para permitirse expresar lo que trae al interior).

Finalmente, si después de animarse a escribir, a escribirse, le surge el interés para una buena redacción recuerde que la práctica nos va formando, así como la lectura, su fiel compañera. Así que no hay pretextos y como dijera mi estimada Damaris Disner en el nombre de su columna Entonces, escribo.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.