Contando y leyendo

Fotografía: María Gabriela López Suárez

Soñé que soñaba y ahí estaban una serie de historias diferentes, con mucha magia, color, creatividad, personajes… desperté. No fue un sueño,  por fin llegó el día de la presentación de los Cuentos imaginarios creados por 14 jóvenes estudiantes de Comunicación Intercultural; esos textos que surgieron como propuesta de contenidos en una de las  clases de tutorías en el 2016, se presentaron el pasado 9 de febrero en el Centro Cultural de los Altos de Chiapas ubicado en San Cristóbal de Las Casas.

La presentación del libro Cuentos imaginarios fue un evento emotivo, se contó con la participación de algunas de las autoras y autores que redactaron estos textos, quienes con sonrisas y entusiasmo nos compartieron sus experiencias en este trabajo, así como narraron cuentos de su obra usando marionetas creadas en un taller que brindó la dirección del Centro Cultural de los Altos, a cargo del antropólogo Raúl Durón y facilitó el maestro Fernando Ayanegui. El invitado principal fue Raymundo Zenteno Mijangos, promotor de la cultura y las artes.

Al evento se dieron cita familiares, amistades, estudiantes, niñas, niños y público en general;  ver plasmado un trabajo que surgió como producto de actividades  realizadas en colectivo es un logro a celebrar, sobre todo, si se toma en cuenta que escribir y contar historias no es tarea sencilla y menos si no se tiene el hábito.

Recuerdo con agrado la ocasión en que pregunté al grupo qué actividades querían trabajar en el semestre, mencionaron la redacción. Me llevé la tarea de qué estrategia poder emplear para motivarles a deslizar la pluma sobre el papel. No fue tarea fácil. Pregunté a un experto en creaciones literarias, Raymundo Zenteno Mijangos, quien con gusto compartió la interesante estrategia que a continuación les refiero:

Los alumnos, grandes imaginadores y disciplinados escribientes, escogerán un personaje: Mi perro, mi gato, la tía, Pepe, María, un muñeco, al que miro en el espejo. El que deseen, u otro que se les ocurra, para contarle una historia que comenzará con cualquiera de las siguientes 5 fórmulas.

  • Es que voy a contarte debe quedar entre nosotros.
  • Ahora que estamos solos quiero platicarte algo.
  • Por favor, préstame tus orejas. Lo que voy a decirte sucedió ayer.
  • Si quieres no me creas, pero te pido que me escuches.
  • Ya que has comenzado a escucharme, quédate hasta el final de mi historia.

 

En cualquier momento usarán cualquiera, o todas, de las siguientes frases:

  • En ese instante todo se puso oscuro, pero siguió la voz repiquetando en mi oreja.
  • ¡Más vale que guardes silencio, maldito roedor!
  • Lo del elefante fue lo que más sacudió mi inteligencia
  • No, no estaba dormido, no era un sueño. Bueno, eso creí al principio.
  • ¡Mi abuela asomó por la ventanita y vi claro como brotaban lágrimas de sus ojos!

 

Los alumnos usarán por lo menos 10 de las siguientes palabras:

  • Tornillo
  • Estertor
  • Sacapuntas
  • Queso
  • Resortes
  • Saltimbanqui
  • Orejísimas
  • ¡No te detengas corre!
  • Abrapalabra
  • Trompa
  • Cristales
  • Alucinaciones
  • Pox
  • Campanitas

 

Al menos dos de las siguientes. Le darán el significado que deseen:

  • Corcodelias ,engaratuzado , plingolitos , pasturondelos ,carcodomelios .

 

Y eso fue sólo el principio de la historia.

Es así como se dio el punto de partida para iniciar la aventura de ir tejiendo estas creaciones que estudiantes de Comunicación Intercultural realizaron, que se transcribieron y se acordó imprimir en una edición sencilla, pero con mucho corazón, ésta fue financiada en colectivo.

Posteriormente, se contó con la gestión de Nikte-Ha y Sergio Iván,  dos de los autores, quienes presentaron al antropólogo Raúl Durón este libro, él nos brindó el espacio y las facilidades para la presentación. Así como también, agregó otra propuesta muy interesante, que autoras y autores de los cuentos tomaran un taller de marionetas gratuito para crear personajes de sus cuentos y usarlos el día de la presentación.

El evento cerró con broche de oro, al final de la presentación del libro, se planteó la creación de un cuento en colectivo, es decir, que entre público y autores de cuentos fueron mencionando una frase, de tal manera  que pudieran crear una historia. El ejercicio fue ameno, provocó risas, frases diversas y que la mente de cada asistente se pusiera bien activa para aportar al cuento. Y les recuerdo tener presente que contando y leyendo cada quien va aprendiendo.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.