Fernando Castellanos, la Fuerza del Gobierno

Fernando Castellanos es el candidato favorito del gobernador Manuel Velasco Coello. Él lo creó, lo nombró primero diputado local y presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, lo convirtió en presidente municipal y es muy probable que le herede Palacio de Gobierno.

Por voluntad del ejecutivo no ha parado: toda la estructura gubernamental está al servicio del candidato del Verde, Mover a Chiapas y Chiapas Unido, así como la mayor cantidad de dinero para movilizar votantes, para anunciarse en redes sociales, incluso para emprender campañas de desprestigio en contra de sus oponentes.

Una campaña que surgió de improviso, debería enfrentar problemas de organización, de falta de recursos económicos y humanos, pero eso no sucede en las filas de Fernando Castellanos.

Hay detrás mucho trabajo, que no viene a partir de la fractura del Verde con el PRI, sino de tiempo atrás, casi al inicio de este proceso electoral, cuando el ajedrecista de Palacio de Gobierno apostó por el entonces presidente municipal.

El principal problema, dentro de esta estrategia, era que el personaje con mayor presencia en el Verde era Eduardo Ramírez Aguilar, y a él había que dejar a un lado, por eso fue alentado para que protestara, a través de esas marchas llamadas Por la dignidad.

“Weromoreno”
Foto: Canek
29abril2018

Lo único que ganó ERA fue el rechazo unánime del CEN de PVEM, porque se le vio como un hombre revoltoso, que no acataba la decisión de su partido. Su salida, después de esos días de enfrentamiento estéril, era inevitable, y más cuando Andrés Manuel López Obrador le abrió las puertas a él y a Sasil de León para que contendieran por el Senado de la República en las filas de Morena.

En realidad, Manuel Velasco Coello pudo haberse inclinado por Eduardo Ramírez Aguilar, porque Jorge Emilio González Martínez le había dejado libertad absoluta para decidir lo que quisiera para el caso chiapaneco. 

Ya sin la presencia de ERA, la dirigencia local del Verde interpuso una demanda ante el Trife para solicitar que su partido se separara del PRI. Inició en esas instancias una larga labor de convencimiento y apapacho de los magistrados, los cuales avalaron la propuesta de los verdes el 11 de mayo de este año.

La dirigencia del PRI no supo por dónde vendría el ramalazo. Pensaban que los partidos que se separarían serían Mover a Chiapas y Chiapas Unido, pero no sospechaban que en ese coletazo se llevarían al Verde, el partido de mayor peso en el estado, y que el verdadero candidato del gobernador estaba por aparecer.

El 23 de mayo se conoció que Fernando Castellanos, quien después de solicitar licencia como presidente municipal había mantenido un perfil bajo, era el nuevo candidato de los partidos locales y del Verde.

Las consejeras del IEPC intentaron detener su nombramiento, porque era inviable al no haber solicitado licencia 120 días antes de la elección, pero el Tribunal Electoral, lo avaló, como era previsible, por  todo el trabajo de cabildeo de palacio.

La candidatura de Fernando Castellanos ha sido la jugada más preparada, más estudiada y en la que más tiempo ha invertido Manuel Velasco Coello y hasta el momento ha sido una partida de ajedrecista consumado. 

Un comentario en “Fernando Castellanos, la Fuerza del Gobierno”

  1. Guillermo Martín Sánchez Trujillo
    15 junio, 2018 at 21:49 #

    Fercaca es, literalmente, caca. Dejó a TGZ mucho peor que como -mañosamente, la tomó-. Este pobre tipo se ha caracterizado por sewr deshonesto, tramposo, mentiroso, falto total a su palabra.

    Es denigrante que en Chiapas se permita semejante situación, pues su caso está fuera de la legalidad.

    Manuel Velasco debe pagar todas las afrentas que ha hecho al estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.