2018: 45 Años del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS)

Para una parte de la sociedad en Chiapas, las siglas CIESAS no le dicen mucho y más, si tenemos en cuenta que vivimos la era de las abreviaturas. Sin embargo, el CIESAS es una institución que importa al Estado de Chiapas, debido a las contribuciones de las y los investigadores que laboran en ella. En efecto, el CIESAS como el máximo centro de investigaciones en antropología en el país y uno de los más importantes en América Latina y El Caribe, tiene presencia en Chiapas a través de su Unidad Académica conocida como CIESAS del Sureste, con sede y locales en la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Los fundadores del CIESAS a nivel nacional, lo fueron antropólogos reconocidos ampliamente como demiurgos de la disciplina en México: Gonzalo Aguirre Beltrán, Ángel Palerm Vich, Guillermo Bonfil Batalla, Arturo Warman Gryj. La fecha de fundación de la institución que nació con otro nombre es el año de 1973, bajo la denominación de Centro de Investigaciones Superiores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (CIS-INAH). El primer Director General de esta institución fue Ángel Palerm Vich quien estuvo en el cargo hasta el año de 1976 en el que fue relevado por Guillermo Bonfil Batalla. En 1980, el CIS-INAH pasó a ser una Institución independiente del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y se convirtió en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. En ese mismo año de 1980 ocurrió el deceso de Ángel Palerm Vich, con lo que la antropología en general y en México en particular, perdía a uno de sus más egregios representantes. Si tomamos en cuenta la fecha de 1973 en que surge el CIS-INAH, entonces el CIESAS está cumpliendo en este año, 45 de haber sido fundado. A doce años de distancia de haberse creado el CIESAS, surgió en Chiapas el CIESAS del Sureste en el año de 1985, es decir, hace 33 años.

Desde su establecimiento, el CIS-INAH/CIESAS inició y desarrolló una serie de contribuciones que alentaron a los enfoques críticos de la antropología mexicana y facilitaron la ampliación temática de la disciplina. No solo eso: el CISINAH/CIESAS amplió el espectro disciplinario de la antropología al admitir en la institución no sólo a antropólogos sociales, sino a lingüistas, etnohistoriadores, historiadores, sociólogos, geógrafos, demógrafos, científicos políticos. De esta manera, se creó un marco institucional interdisciplinario que, a lo largo de los años, desde 1973 hasta la actualidad, ha demostrado no sólo la vigencia de la colaboración interdisciplinar sino su necesidad ante la complejidad de nuestros días. En el caso del CIESAS del Sureste, desde su fundación basado en la originalidad de los resultados del proyecto de investigación antropológica de la Frontera Sur, pasando por la investigación sobre la situación religiosa en el sureste de  México en la segunda mitad de la década de los 1980, hasta la actualidad, ha demostrado la importancia de los resultados generados por la investigación y la necesidad para un estado como el de Chiapas, para ser tomados en cuenta en la solución de los problemas que aquejan a la entidad.

La fundación del CISINAH/CIESAS hace 45 años, según mi interpretación, es otro de los resultados del movimiento estudiantil de 1968, que este 2018 cumple 50 años. El Presidente Luis Echeverría, tuvo la visión de alentar la vida académica del país como una estrategia pensada para acallar las voces críticas. No logró acallarlas, pero en el camino, abrió las posibilidades para que la investigación social, antropológica, sociológica o histórica, avanzara en el país con la creación de instituciones como el CISINAH/CIESAS, cuya Dirección se confió a antropólogos críticos como Ángel Palerm o Guillermo Bonfil. El contexto político mundial de aquellos años, mostraba la fuerza de los movimientos sociales que pugnaban por crear mejores condiciones de convivencia, el control social de las instituciones políticas como el Estado, la erradicación de la corrupción que corroía y corroe a la mayoría de Estados en América Latina y El Caribe, además de una demanda sentida para que la participación social se condujera por senderos democráticos. De todo ello se alimentó el CISINAH/CIESAS como lo revela la bibliografía extensa producida por sus investigadoras e investigadores en campos como el de la lingüística, la antropología social, la etnología, la etnohistoria, la sociología o la historia. El CIESAS actual ha contribuido y sigue contribuyendo de manera destacada, a la formación de nuevos científicos sociales del más alto nivel, a través de sus posgrados en los cuales se inscriben estudiantes procedentes no sólo de todas partes de México, sino de Centroamérica, América del Sur, Estados Unidos o Europa. A 45 años de su fundación y a 50 años del movimiento estudiantil de 1968, el CIESAS está dirigido hoy por el Dr. Agustín Escobar Latapí, contando con una planta de investigadores e investigadoras del más alto nivel posible, con una variada experiencia en la vida académica y con Unidades Académicas como el CIESAS del Sureste, a lo ancho y a lo largo del país.

Ajijic. Ribera del Lago de Chapala. A 29 de julio de 2018.

P.D. En el mes de septiembre se cumplen los 45 años de fundación del CIESAS. Es una espléndida ocasión para que la prensa de Chiapas hiciera un reportaje de la labor del CIESAS-Sureste. En necesario romper la incomunicación entre el Gobierno de Chiapas y los científicos sociales, que son quienes conocen a la entidad y sus problemas.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.