Ser mujer y ser artista

Foto: María Gabriela López Suárez

Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.

Frida Kahlo

 

El ámbito de las artes es diverso, amplio, interesante y entre los elementos enriquecedores que tiene es la participación de las mujeres en distintas disciplinas como la literatura, la pintura, la escultura, la danza, la música, la fotografía, el cine, entre muchas más.

La participación de las mujeres en el ámbito artístico y en los demás ámbitos, es una tarea  nada sencilla que han venido realizando diversas mujeres desde hace varios siglos, en diferentes países y por supuesto en México, esto debemos tenerlo presente. Sin embargo, no es mi intención hacer un esbozo histórico del tema sino más bien compartir comentarios sobre el conversatorio Lo personal es político: el discurso visual de 8 artistas de Chiapas, que se realizó en La Galería en San Cristóbal de Las Casas.

Sandra Díaz, Lorena Díaz, Ana Ruth Esponda, Kiki Suárez, Sandra Gómez, Adriana  Morales, Cecilia Monroy, Zeltzin García, Gely Pacheco, esta última artista fue moderadora, expusieron algunas de las experiencias personales, así como profesionales que han vivido en su transitar por el camino de las artes.

En este compartir de las anécdotas, se hicieron evidentes algunos retos que las artistas han tenido en las actividades que realizan, desde el haberse formado al inicio en disciplinas diferentes a las artes hasta el ser mujeres,  que implica grandes retos en una sociedad donde la mayoría de artistas son varones.

Una parte muy emocionante fue cuando cada una de las artistas hizo referencia a qué las motivó a acercarse a las artes, sus voces se tornaron diferentes al ir haciendo memoria a sus anécdotas. Entre estos elementos hicieron alusión a la familia, las relaciones de sus padres y madres con el ámbito artístico, los contextos en que crecieron, las experiencias personales por las que pasaron en ciertas etapas de su vida, las conexiones con la música, la literatura, el cine, el dibujo, la naturaleza.

Las artistas realizan sus obras desde la pintura, el dibujo, la fotografía, el cine. Entre el diálogo que se realizó en el conversatorio ellas destacaron que, a través del arte, se han conocido más como mujeres y esto también les ha ayudado, a algunas, a sanar sus emociones como una terapia.

Entre los proyectos que trabajan destacan temas de interés personal vinculados a las emociones, a la introspección, al medio ambiente, a las identidades juveniles. Es importante mencionar que la mujer también está presente en sus temáticas, desde temas como los feminicidios, la muerta materna, la familia, el hogar, la casa como un ser vivo, la vida de la mujer, hasta  el encuentro humano.

Esa tarde del conversatorio fue amena, escuchar a estas mujeres artistas, de diferentes edades, con distintas experiencias,  con muchos elementos en común, dialogando sobre su ser mujer y ser artista, donde se hace presente la responsabilidad, el compromiso, el fluir de las emociones, la sororidad, el compañerismo, para ir “creando puentes”, como mencionó una de ellas, además, es una oportunidad de conocer qué hay en el caminar de las artistas en nuestra entidad. Y para ellas, considero que también es de gran aprendizaje, el saberse acompañadas en estas redes que van tejiendo. Sin duda, lo que les falta por recorrer está lleno de vicisitudes, enhorabuena por el trabajo realizado, por su entusiasmo, tenacidad y por compartir su discurso visual.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.