De Ferias y Libros en Chiapas

En el Estado de la Federación Mexicana en donde se ha descubierto el libro más antiguo del continente americano, el llamado Códice Grolier, conservado por siglos en una cueva por los rumbos del sitio de Lagartero, se celebrará próximamente la Feria Internacional del Libro UNICACH dedicada al tema Raíces Comunes e Historias Compartidas: México, Centroamérica y El Caribe, que, a su vez, reconocerá el trabajo y la obra de Carlos Navarrete Cáceres. En Chiapas reviste una importancia particular la celebración de una Feria del Libro. Los índices de analfabetismo y de pobreza en el Estado, contrastan con la obra de intelectuales como Rosario Castellanos, Balam Rodrigo o Jacinto Arias, para mencionar solo tres nombres representativos del torrente de talento chiapaneco. Reviste importancia también el reconocer a un personaje del calibre del arqueólogo Carlos Navarrete Cáceres, antropólogo integral, intelectual de Nuestra América (Martí, dixit), luchador social, escritor y talentoso docente. Personalmente, me siento confortado por la celebración de esta Feria y por el homenaje a Carlos Navarrete, debido a que, en varios sentidos, recupera aquellos Encuentros de Intelectuales Chiapas-Centroamérica que marcaron un momento culminante en el camino cultural de un Estado, Chiapas, tan unido a los destinos Centroamericanos y Caribeños. La Feria inicia el 28 de septiembre y termina el 2 de octubre, que no se olvida, fue la fecha hace 50 años de una masacre de jóvenes que marcó un giro en la Historia Nacional.  1968 es una fecha dramática de la mundialización juvenil, que señaló las rupturas del pensamiento con la economía política de la explotación, el desgarre y la exclusión. Quienes vivimos aquellos días, tenemos la responsabilidad de no olvidar, de llamar la atención a la memoria colectiva de México, acerca de un suceso que estableció pautas para la vida nacional. A 50 años de aquella tarde en Tlatelolco y a unos meses del arribo de –esperamos-un nuevo momento político en México, la Feria del Libro de la UNICACH sitúa a la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, como colectividad académica, a la vanguardia de los movimientos culturales en el Sureste de México.

Feria del Libro Unicach.

La ocasión que significa la Feria del Libro para los jóvenes y para los lectores chiapanecos, que son miles, es emotiva. Relaciona a la sociedad con los libros, un producto que, no obstante sus enemigos y los agoreros de las nuevas tecnologías, no desaparecerá. El libro es el resultado más revolucionario entre los acontecimientos revolucionarios del mundo. Quienes lo combaten representan a las fuerzas del oscurantismo y el antihumanismo. Una sociedad como la de Chiapas, tan unida a los aconteceres históricos de Centroamérica y El Caribe, sencillamente porque forma parte de ellos, necesita canales de expresión, de libertad para sus jóvenes y la población en general, de que cese el saqueo y la impunidad, y brote la vocación chiapaneca por el humanismo. La Feria del Libro es un llamado a las conciencias críticas, al análisis y la reflexión, a la alegría por el disfrute de la diversidad de la Cultura. La Feria es una palestra para la memoria, para rejuvenecer entre los entretejidos de una historia compleja, para la expresión libre de la palabra libre, para el cumplimento de aquella máxima de los jóvenes de 1968: “Prohibido Prohibir”. Que la Feria se celebre bajo los auspicios de la Universidad que es heredera de la tradición chiapaneca de educación superior, no es cosa menor. Representa un gran paso.  La Feria proporciona a la sociedad una radiografía completa y global de los resultados de la Creación, en donde la palabra se mezcla con la expresión escrita, con las vidas de personajes que transcurren entre el arte, la literatura, la ciencia, la política. Es un escenario de la actitud humana que se opone al vandalismo y la sinrazón.

Más allá de las fronteras ideológicas o de los intereses particulares, legítimos o no, la Feria del Libro es de la sociedad. Se hace con los recursos de la sociedad misma. Y será la sociedad chiapaneca la que se apodere de ella y la convierta en tribuna, en expresión libre, en fiesta. ¡Que así ocurra! ¡Que los libros sean como los vientos frescos en las tardes de Chiapas!

Ajijic, Ribera del Lago de Chapala, a 23 de septiembre de 2018.

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. De Ferias y Libros en Chiapas I Chiapas Paralelo – Unidad Regional - 28 septiembre, 2018

    […] Leer más… […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.