La Unach en una encrucijada

El próximo 4 de diciembre, un nuevo rector deberá asumir la conducción de la Universidad Autónoma de Chiapas por, al menos, cuatro años.

En esta ocasión, como no ha sucedido en elecciones anteriores, empiezan a surgir voces de descontento de que sean los gobernadores quienes impongan a los rectores, y que la junta de gobierno simplemente acate esas decisiones que resultan inapelables.

Si crece el malestar de académicas, administrativos y estudiantes, las autoridades podrían dar marcha atrás en la designación de Juan Carlos Gómez Aranda, un político priista de carrera en la administración pública.

La Unach sería para él su premio como político que no se confronta, que negocia, y que es capaz de estar bien con Manuel Velasco Coello y con el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas. 

Pese a esa experiencia, Gómez Aranda no se ha reunido con profesores, administrativos o investigadores, mucho menos con estudiantes, para tratar de pavimentar el camino hacia rectoría. Debe de pensar que es suficiente con que la Junta de Gobierno lo nombre, y que, una vez investido, apaciguar a los disidentes.

Esa apuesta es riesgosa, porque cada vez más protagonistas de la Unach exigen que se respete la autonomía universitaria, y que sea uno de los suyos, quien ocupe el rectorado. Ese proyecto puede ser exitoso, porque cada vez existe más organización entre profesores, alumnos y administrativos, y porque rechazan que la colina se convierta en un centro de reciclaje de políticos locales ajenos a la vida académica.

En busca del sucesor del rector Carlos Eugenio Ruiz Hernández.

La convocatoria, que emitió la junta de gobierno para la elección a rector, indica que a partir de hoy lunes y hasta el 22 de noviembre próximo, podrán registrarse las personas que deseen participar en el proceso de auscultación. 

En los procesos anteriores, y en este no creo que sea la excepción, la mayoría de los aspirantes se han registrado el último día, y a lo largo de estos 40 años de la Unach, no se ha elegido a una mujer.

Entre los aspirantes, que pertenecen a la planta académica de la Unach, están Jorge López Arévalo, investigador nivel 2 del SNI; Carlos Natarén Nandayapa, formado en la Facultad de Derecho, actual director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Unach e investigador nivel 2 del SNI; Carlos Rincón Ramírez, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y exdirector de la Facultad de Humanidades; Indra Toledo Coutiño, actual secretaria general del Spaunach; Ariosto de los Santos, exsecretario general de ese mismo sindicato; Roberto Villers Aispuro, director general académico de la ANUIES, y Oswaldo Chacón, presidente del IEPC.

Con esa lista, que crecerá aún más al paso de los días, la Junta de Gobierno tiene un amplio abanico si se propone elegir a una persona que pertenezca a la Universidad Autónoma de Chiapas. Es más, en WhatsApp se comenta con ironía que de la Unach han emergido rectores y directores de otros centros de estudios superiores, como Nancy Leticia Hernández Reyes, de la Universidad de la Selva; Jorge Luis Zuarth, de la Universidad Intercultural de Chiapas, y Gonzalo Girón Aguiar, director del Instituto Tecnológico Superior de Cintalapa, pero que es difícil que uno de los suyos dirija sus destinos. 

El proceso de auscultación está empezando, y con muy malos augurios, para la designación piramidal que ha privado en la Universidad desde su fundación. 

Trackbacks/Pingbacks

  1. Noticias destacadas de la primer semana de Noviembre (29–04) | Chiapasparalelo - 2 noviembre, 2018

    […] La Unach en una encrucijada […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.