Benevolencia para Rutilio

Ningún gobierno en los últimos años ha gozado de la benevolencia ciudadana como los surgidos de Morena, que incluye en cascada a la presidencia de la república, las gubernaturas, las presidencias municipales y las diputaciones. 

Aunque las expectativas son también muy altas, hay un deseo de los ciudadanos de dejarlos hacer, de exigirles pero solo al paso de los meses y quizá de los años. Gobiernos pertenecientes al PRI, incluso al PAN, se les empujaba pronto contra la pared para que dieran resultados visibles en poco tiempo.

Es cierto que las expectativas tienen fecha de caducidad, pero ésta se prolongará más allá de lo impensable, conjugado además con un afán de perdón y disculpas anticipadas ante las equivocaciones que no han sido pocas, y que habrían sido catastróficas para otras administraciones.

Al inicio de este año, Rutilio Escandón Cadenas tiene, aparte de esta absolución gratuita y magnánima, ventajas enormes para realizar un gobierno sobresaliente, si es que realmente se propone ese reto en lugar de crecer en caudales; primero, tener rumbo, y segundo, encabezar un gobierno honesto y eficiente.

Superar a los dos gobiernos anteriores no es una meta complicada. Lo realmente difícil es convertirse en un gobierno funcional, con deseos de imponer orden y con un programa definido y consistente. No le es suficiente ondear la bandera de Andrés Manuel López Obrador. Es necesario que señale prioridades y una gestión con rumbo.

Alcanzar ese objetivo tampoco es difícil si se rodea de expertos de todos los matices, capaces de fijar una agenda de trabajo, que pueda ser evaluada, fruto de la opinión de los actores más importantes y sensibles de cada zona de la entidad.

Andrés Manuel López Obrador y Rutilio Escandón en el inicio del Tren Maya.

No dudo que Manuel Velasco haya deseado trascender como un gobernador eficiente, pero su problema es que no sabe escuchar propuestas. Un solo hombre es insuficiente para construir un buen Estado. Por eso lo que hemos visto en estos dos sexenios ha sido el desfile ingrato de ocurrencias. Y como ocurrencias, la mayoría alumbraron solo por un momento sin trascendencia ni impacto en el desarrollo de Chiapas.

Los primeros pasos de Rutilio Escandón, en un calco fiel del presidente, son positivos. En especial bajarse de la parafernalia del poder, acercarse a la gente y caminar sin guaruras visibles. Pablo Salazar Mendiguchía me dijo en una ocasión que él había sido el último gobernador que se boleaba los zapatos antes de entrar a sus oficinas de Palacio de Gobierno.

No se trata, desde luego, repetir ese ritual, sino conocer el sentir de la vendedora del mercado, del pequeño comerciante, del oficinista, y eso solo se logra con el tropiezo fortuito con los ciudadanos, prestos a mostrar sus llagas ante el gobernante. Eso sensibiliza, permite radiografiar expectativas, corregir equivocaciones y dar seguimiento a programas olvidados.

El gabinete chiapaneco, flaco por todos los flancos, esperemos que aprenda rápido y priorice demandas. Lo que hace falta es sentido común y una inclinación determinante por la honradez y el trabajo. Sabido es que la incompetencia es una forma letal de corrupción, y ojalá que el gobernador sepa identificar a los colaboradores valiosos y desechar a tiempo a los que estorben un proyecto que debe dar frutos por “el bien de todos”.

Mi deseo, en este inicio de año, es que tengamos buen gobierno en Chiapas, acompañado de otro muy bueno en el nivel nacional, porque ya no podemos soportar la carga de administraciones ineficientes, ocurrentes, de pocas luces y, por demás, corruptas. 

2 Comentarios en “Benevolencia para Rutilio”

  1. José Eliseo Montes de Oca Rodríguez
    12 enero, 2019 at 14:15 #

    Muy buena columna, me gusta más leer un Sarely vertical que uno con sesgo o diciendo la verdad a medias. Muy bueno.

    • Sarelly Martínez Mendoza
      13 enero, 2019 at 16:50 #

      Gracias maestro. A veces no estaremos de acuerdo, pero créame que lo hago con el mejor ánimo de hacer un periodismo honesto. Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.