No todos los Mocri son iguales: Francisco Jiménez Pablo

Francisco Jiménez Pablo (Mezcalapa, 1967), creador del primer Mocri, dice que el gobierno, con la intención perversa de golpear a su organización, no distingue al Mocri CNPA MN, que él dirige y que no es grupo de choque, del Mocri EZ, que degeneró en emporio saboteador de la ley.

Me ha buscado porque difiere de mis apreciaciones y de mis fuentes. Niega, y lo avalan recortes periodísticos, que el Mocri haya surgido en Veracruz de la mano del exsecretario de Gobernación Fernando Gutiérrez Barrios, como escribí en mi columna del 18 de marzo. “Conocí a su colaborador Dante Delgado tiempo después, pero a él no”, y menos que nos “enfrentáramos con el exgobernador Patrocinio González Garrido» para acomodar las piezas del ajedrez político.

El Mocri surgió, dice, por la mano dura y represora de ese exgobernador cuando prohibió la explotación de madera. “En 1991 –continúa–, un grupo de policías entró a varias comunidades de la Selva Lacandona, en donde yo radicaba porque era secretario de la Unión de Ejidos Fronterizos del Sur, y destruyeron casas hechas de tablas, decomisaron madera, golpearon a mujeres y a niños, y cuando se retiraban, por Nuevo Chihuahua, bloqueamos la salida, y como éramos cinco mil almas, los desarmamos”.

A partir de entonces el gobierno le tejió la leyenda de profesional de la agitación y la desestabilización social, que había sido entrenado en Cuba, Nicaragua y El Salvador, incluso que había sido enviado por el secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, para desestabilizar el gobierno de González Garrido, “porque en una marcha posterior que hicimos para protestar por esa ley, me detuvo la policía, y las autoridades encontraron, entre mis pertenencias, mi credencial de estudiante en Veracruz, estado de donde era originario Gutiérrez Barrios”.

Francisco Jimenez Pablo, lider del Mocri-Cnpa-MN

Pero Francisco Jiménez Pablo es chiapaneco, no veracruzano. Nació en el Ejido Rómulo Calzada, mejor conocido como La Herradura, que pertenecía a Tecpatán, que con la creación de nuevos municipios, ha quedado bajo la jurisdicción de Mezcalapa.

Debido a que en los ochenta era más fácil trasladarse a Villahermosa que a Tuxtla, se fue a estudiar a Coatzacoalcos. En 1987, lo invitaron a trabajar en comunidades de la Selva Lacandona para apoyar a campesinos. Primero fue colaborador y después secretario de la Unión de Ejidos Fronterizos del Sur.

En esa responsabilidad estaba cuando fue promulgada la ley forestal del gobernador Patrocinio González Garrido y la inmediata respuesta de los habitantes de la Selva para no ser criminalizados y también para subsistir, porque la única vía que tenían era tumbar árboles para sembrar maíz y frijol.

La arremetida de la policía, la marcha de protesta y su detención por seis días, obligó a los habitantes de 36 comunidades de la Selva a fundar el Movimiento Campesino Regional Independiente, conocido como Mocri. Francisco Jiménez Pablo recuerda con exactitud la fecha: “6 de julio de 1991, yo ya llevaba cuatro años, porque había llegado a fines de 1987”.

 

Sabines, el autor de la escisión del Mocri

 

Su organización tomó fuerza, creció y se alió a la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA MN) y mantuvo pláticas de colaboración, en 1994, con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), “pero no pudimos entendernos, porque ellos pedían ‘resistencia miliciana’, y como organización social, no le podíamos exigir a nuestra gente que no cobrara Procampo y otros apoyos sociales”.

Más adelante, el Mocri CNPA MN formó parte del Consejo Estatal de Organizaciones Indígenas y Campesinas (CEOIC) y Jiménez Pablo, miembro del gobierno rebelde de Amado Avendaño, que fue avalado por el EZLN. En el 2000 se incorporó a la campaña de Pablo Salazar Mendiguchía.

Puntualiza: “Vendí mis carros para apoyarlo. Hice campaña por él. Y cuando ganó, me nombró parte de su equipo de transición. Me dijo que sería yo subsecretario de Desarrollo Agrario, pero con la advertencia de no hacer política, sino recuperar lo que había invertido en la campaña. Le respondí que no necesitaba trabajo, sino actuar en favor de mis hermanos campesinos e indígenas.

“Pablo no me perdonó el desaire, y cuando invadimos las 45 hectáreas para fundar la colonia Emiliano Zapata, metió a la cárcel a 41 de mis compañeros del Mocri. César Chávez me dijo que respetarían la invasión, que no me encarcelarían, pero que debía irme de Chiapas, en una disyuntiva clara de tierra o destierro”.

Juan Sabines Guerrero vio que podía utilizar a esta organización como grupo de choque para diversos propósitos. “Me planteó”, recuerda, “que trabajáramos juntos, que protestáramos en contra de la presidenta del Tribunal de Justicia, del fiscal Mariano Herrán y del secretario de Salud, Javier Castellanos Coutiño. Le respondí que si no los quería que les pidiera su renuncia, que con eso bastaba. No estuvo de acuerdo conmigo, por lo que buscó cómo dividir al Mocri”.

Francisco Jiménez no accedió –por lo que en represalia pasó tres años en una cárcel de máxima seguridad en Nayarit–, pero su hermano, quien fundó el Mocri EZ, aceptó que la nueva organización estuviera bajo las órdenes y tutela del exgobernador: “Así es como empiezan a quemar casas, vender terrenos, cobrar guardias, toda una descomposición que se da en la Zapata. El gobernador más perverso fue Manuel Velasco Coello, porque les permitió fundar colonias, y aquí formaban la colonia y aquí tenían su línea de taxis y su línea de combis. A mí, Velasco, me hizo un acto de desagravio en reconocimiento que Sabines me había encarcelado injustamente”.

 

El gobernador, obligado a continuar con los desalojos

 

–¿Es un emporio el Mocri EZ?

–Sí. Es importante aclarar que es un emporio creado por estos gobernadores. El problema es que en la política de comunicación social del actual gobierno, intencional y perversamente, difaman a nuestra organización. El gobierno debe ser preciso con quién tiene el conflicto, porque el Mocri EZ es el que violenta y al Mocri CNPA MN, lo madrean. En los videos ponen mi nombre. En las imágenes del desalojo aparecen las siglas del Mocri CNPA MN, lo cual es incorrecto. Reclamo al gobierno que sea congruente, porque sabe que Mocri EZ surgió con Sabines y lo potenció Manuel Velasco; que somos dos proyectos distintos”.

Con el fundador del Mocri hay muchos temas por abordar. Habla del asesinato de su hermano Noé a manos “de paramilitares de Amatán”, de las negociaciones para establecer el concejo municipal, del proyecto del gobierno actual de desmantelar a las organizaciones sociales y de la política de desalojo del Mocri EZ:

“Yo no quitaría un lote de 10 por 20 a ningún compañero. Entiendo la lucha por comprar un terreno. Incluso, no soy partidario de tomas del EZ que tiene en Berriozábal de dos o tres hectáreas, de gente que tenía su ranchito para irla pasando. Me ha tocado ver gente que llora porque perdió su tierra.

“El gobierno de Rutilio está obligado a continuar con los desalojos. Hace 15 días vi al secretario de gobierno, quien me dijo que ya no iba a utilizar al Mocri, que ya había acabado ese momento, que lo iban a desalojar de Magally, de Las Brisas, de San Gerónimo Aguajal, pero también me aclaró que hay lugares en donde los asentamientos están muy avanzados, y que en esos van a llegar a un acuerdo”.

La peor estrategia para el Mocri EZ, considera, es enfrentarse con la policía, “le van pegar, porque el gobierno ha ganado mucha legitimidad social. Más vale que platiquen. El operativo de El Sabinal fue perverso, porque los encaminaron a Plaza Sol. Se los permitieron para que el gobierno lograra aprobación”.

Sobre el desalojo en el Fraccionamiento Magally, señala que el Mocri EZ asimiló los nuevos tiempos, “que ha entendido su desaprobación en las redes sociales, pero que debe hacer una evaluación y admitir que cometió injusticias cuando los gobernadores en turno lo avalaron para sus mezquinos intereses”.

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.