Rutilio y Manuel Velasco, de la alianza al distanciamiento

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas ha tomado distancia de su predecesor, y es posible, que ese distanciamiento se convierta pronto en un enfrentamiento abierto, con consecuencias para varios exfuncionarios.

Aunque ahora son solo indirectas, sin mencionar el nombre de funcionarios, el mandatario emergido de Morena ha calificado como un “pecado social” el que robaran las medicinas, “hasta el dinero de las medicinas”, y que se enriquecieran de forma ilícita miembros del primer nivel de gobierno del sexenio pasado.

Esas afirmaciones, más otras críticas que bien podrían entenderse como parte de una estrategia para ganar legitimidad social, han hecho mella en la buena relación entre Escandón y Velasco.

El exgobernador se siente traicionado porque considera que fue artífice del triunfo de Morena en Chiapas, al obligar que el Verde, Mover a Chiapas y Chiapas Unido se retiraran de la alianza con el PRI, lo cual es innegable.

Aun cuando el gobernador ha señalado que no perseguirá a exfuncionarios, “porque las cárceles no se darían abasto”, se baraja la posibilidad de detener a algunos excolaboradores de Manuel Velasco.

Escandón y Velasco, el distanciamiento.

La acción contra el Mocri Zapata, que debe continuar, por supuesto, apuntó la ruta a seguir del actual gobierno, que es la aplicación de la ley.

Si las políticas gubernamentales serán fijadas por Andrés Manuel López Obrador, con programas sociales de apoyo para más del 77 por ciento de los chiapanecos, lo que le queda a Rutilio Escandón es brindarle identidad a su gobierno a través de acciones propias, y prácticamente la única vía, es la aplicación de la ley y el castigo a los transgresores, algo que en el plano federal se niegan a hacerlo.

Eso daría mucha popularidad a la actual administración, porque se enviaría una señal inequívoca de combate a la corrupción, rechazo a la impunidad y búsqueda de gobernabilidad.

No es raro, además, que el gobernador en funciones se distancie o enfrente con su predecesor. Patrocinio González Garrido lo hizo con Absalón Castellanos; el mustio Elmar Setzer desconoció acuerdos con el político de Catazajá y Pablo Salazar encarceló a varios colaboradores de Roberto Albores Guillén.

Juan Sabines Guerrero, que llamaba “papá” a Pablo Salazar y que creció bajo su protección, sabido es del parricidio que cometió.

Manuel Velasco, por el contrario, mantuvo una relación cordial con Sabines Guerrero. No persiguió a sus colaboradores, no obstante las atrocidades que cometieron amparados desde la estructura gubernamental y la deuda generada por 43 mil 200 millones de pesos.

Este distanciamiento entre Escandón y Velasco puede desembocar en un enfrentamiento, en donde los perdedores serían varios exfuncionarios, porque el exgobernador goza de la amistad del presidente y de la protección del Senado, en donde es posible que pronto ocupe la curul de la que hoy tiene licencia.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Noticias destacadas de la segunda semana de Abril (8–14) | Chiapasparalelo - 13 abril, 2019

    […] Rutilio y Manuel Velasco, de la alianza al distanciamiento […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.