La insalvable ruptura entre Báhamaca y Rutilio Escandón

A diferencia de lo que sucede en el nivel nacional, en donde existen relaciones tersas entre el SNTE y el presidente de la República, en Chiapas se ha abierto una ruptura casi insalvable entre el líder de la sección 7, Pedro Gómez Báhamaca, y el gobernador Rutilio Escandón.

Las negociaciones entre el magisterio y el gobierno han sido ríspidas, sin acuerdos, y en dos ocasiones, por lo menos, los líderes de la Sección 7 se han levantado de la mesa y han abandonado a las autoridades, acusándolos de cerrazón, atropello e imposición.

La CNTE califica al gobernador de “virrey novohispano” y de haber sustituido “su falta de visión de proyecto político propio por la soberbia y el autoritarismo”, y que el gobierno estatal parece preocuparse más “en proyectar su odio y desprecio hacia la lucha y la organización del magisterio democrático que en delinear una política que combata el histórico rezado educativo, producto de la pobreza extrema y la marginación”.

La organización sindical denuncia un adeudo de 400 millones de pesos, escuelas deterioradas y pésimos servicios en el ISSSTE, “en una condición muy cabrona”, ha sintetizado con su lenguaje preciso el secretario general de la sección 7.

Maestros de la CNTE en Chiapas. Foto: Francisco López

La molestia de los líderes del magisterio, pero sobre todo de Gómez Báhamaca, indican las autoridades estatales, se debe a la pérdida de control en la cadena de cambios, en donde exigían una constancia de militancia sindical que costaba diez mil pesos, y la imposibilidad ahora de decidir sobre más de 500 plazas interinas y más de dos mil comisionados, como sucedía anteriormente.

El gobernador Rutilio Escandón al referirse a las movilizaciones de protesta de la CNTE ha indicado que no hay motivos para manifestarse puesto que la Reforma Educativa “ya cayó”, y que en todo caso se debería marchar en contra de la corrupción. Ha dicho que el adeudo de 300 millones (no 400) que tenía con el magisterio se empezó a pagar en marzo, y que se han canalizado cien millones para la reparación de escuelas.

La colisión entre ambas fuerzas es, por el momento inevitable. La primera escaramuza la vivimos la semana pasada con la aplicación de un examen para la cadena de cambios, que ordenó la Secretaría de Educación, y a la que se opuso la sección 7. Gómez Báhamaca dijo que están en resistencia y que continuarán las movilizaciones para evitar la aplicación de esta evaluación unilateral.

Sin embargo, el examen se aplicó, y de acuerdo con el director de Educación Secundaria y Superior de la Subsecretaría de Educación Federalizada el proceso fue exitoso, y anunció que el próximo 22 de agosto se sabrá el nombre de profesores que ascendieron a subdirectores o directores de escuelas secundarias técnicas.

Más allá de este zipizape, en donde dos maestras resultaron con quemaduras de tercer grado, este enfrentamiento profundiza la ruptura entre los líderes magisteriales y las autoridades educativas que pondría llevar a un problema más agudo, con marchas, plantones y toma de edificios públicos.

La dinámica normal del magisterio es el enfrentamiento en el nivel federal, aplacado un tanto por los acuerdos y buenas relaciones locales. Los dos últimos gobernadores no se atrevieron a enfrentarse a los líderes de la Sección 7.

El único que lo hizo, y con buenos dividendos, en una estrategia en la que combinó la aplicación de la ley y con reconocimientos, fue Pablo Salazar Mendiguchía. No se doblegó a los embates, y al final logró acuerdos de avanzada en el entorno nacional.

Los dirigentes magisteriales tienen sus propios intereses, sus agendas personales, que ha llevado al desconocimiento de la secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, lo cual es un atrevimiento, porque es facultad exclusiva del ejecutivo estatal. Por el lado gubernamental, es necesario que informe de las peticiones de los maestros y de las respuestas oficiales, porque se avecina un proceso convulso, difícil, que alterará sin duda la vida de la ciudad, centro neurálgico de las manifestaciones, y de miles de estudiantes de educación básica.

 

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.