Ecos de la FIL-UNACH

La pasada Feria del Libro de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) se llevó a cabo desde el 30 de noviembre hasta el 4 de octubre. En la Inauguración, escuchamos excelentes intervenciones del Rector de la UNACH, Carlos F. Natarén Nandayapa,  del Rector de la Universidad de Puerto Rico (Río Piedras), Dr. Luis A. Ferrao Delgado y del Secretario General Ejecutivo de ANUIES, Maestro Jaime Valls Esponda, Rector fundador de la Feria del Libro de la UNACH. Recuerdo que se iniciaba el año de 2012 cuando recibí el llamado del Rector Valls Esponda, en un acto de solidaridad inolvidable, para abrirme las puertas de la UNACH. El Rector me comentó que se celebrarían los 40 años de fundación de la UNACH por parte del Gobernador Manuel Velasco Suárez y que la fecha merecía conmemorarse. En la conversación no tardó en presentarse el tema de celebrar una Feria del Libro Internacional, viendo sobre todo hacia Centroamérica. El Rector Valls se entusiasmó y propuso organizar una Muestra del Libro y de acuerdo a los resultados de la misma, proceder con la Feria. Así se hizo. La Muestra del Libro fue un éxito. Causó una movilización social sorprendente en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez que se llenó de posters anunciando la Muestra, con fotos de escritores y académicos, intelectuales en general, cuya presencia en la ciudad capital de Chiapas fue un acontecimiento. A partir de aquí, el Rector Valls Esponda decidió construir un local dedicado a la Feria, lo que constituyó otro acierto. Además, por acuerdo del mismo Rector, José Luis Ruiz Abreu se había incorporado al breve equipo que organizaba la Feria. No terminó allí el impulso que Valls Esponda imprimía a las tareas de difusión de la Universidad y decidió fundar un Centro Cultural de envergadura. Así nació la Librería José Emilio Pacheco con la anuencia y colaboración del Fondo de Cultura Económica que en aquellos años dirigía José Carreño Carlón. Fueron días inolvidables que culminaron con la Inauguración del Centro Cultural en presencia de Cristina Pacheco, viuda del gran escritor mexicano, y de un público que acogió con entusiasmo el nuevo recinto de la Cultura en Chiapas. Al frente, el Rector Valls Esponda nombró a José Luis Ruiz Abreu, que ha colocado a la librería como una de las más importantes de la cadena de establecimientos del Fondo de Cultura en el país.

Este año, la Feria de la UNACH abrió sus puertas a la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. Fue una excelente propuesta. La presencia de Puerto Rico engalanó aún más a la Feria y mostró al público asistente la riqueza cultural y singularidad de un pueblo. Para los antropólogos en particular, Puerto Rico es muy importante por haberse iniciado allí varios de los estudios claves acerca de las sociedades y las culturas caribeñas. Basta mencionar el libro clásico que coordinó Julian Steward, The People of Puerto Rico (1956), para demostrarlo. Lo más importante es que esta edición de la Feria del Libro en la UNACH mostró su importancia para colocar a las universidades de Chiapas en la palestra nacional y afianzar su presencia en la sociedad. La FIL-UNACH marcha hacia su consolidación y confiamos en que el Rector Natarén Nadayapa lo entiende y no menguará en sus esfuerzos por garantizar su consolidación como una de las Ferias del Libro más importantes del país y de Centroamérica.

Inicia Feria Internacional del Libro UNACH

Estando en Chiapas no es sorpresa que ocurran sucesos inesperados, que bien podrían calificarse de surrealistas. Por ejemplo: estábamos en la Librería del Fondo a punto de iniciar un conversatorio con Balam Rodrigo, cuando hasta la Mesa en la que nos encontrábamos el poeta y yo, se acercó un hombre, un campesino a todas luces, de gran bigote. Descubriéndose del sombrero, se presentó. Blandía un machete enfundado en papel periódico. Quedamos sorprendidos ante lo que nos dijo: “Vi un libro sobre Pancho Villa y lo quiero. Como no tengo dinero, me ofrezco a cortar el zacate con mi machete, limpiar la entrada de la librería, y a cambio, ustedes me dan el libro”. Sin pensarlo mucho, le dije que sí, que lo hiciera y obtendría el libro. Mi esposa se levantó y alcanzó a aquel singular personaje que, en efecto se concentró en limpiar de zacate los exteriores de la librería José Emilio Pacheco. Interrogado aquel hombre sobre cuál era el libro que le interesaba, señaló los dos volúmenes que Federico Katz escribió acerca de Pancho Vlla y que es, hasta el momento, el estudio más importante sobre quien fuera el Jefe de la División del Norte durante la Revolución Mexicana. Mi esposa compró la obra y se la entregó al emocionado campesino que explicó ser nieto de un combatiente bajo las órdenes de Villa, lector de todo lo que se publica sobre el legendario caudillo de la Revolución Mexicana y que no estaba “dado al trago, sino a la lectura”. Aquel hombre terminó su trabajo, se despidió y se fue con una gran alegría mostrada en el rostro, con su cargamento: la obra más importante sobre Pancho Villa, seguramente para leerla mientras sorbe su café con pan. Este sólo hecho justifica a la Feria del Libro de  la UNACH.

Otra de las presentaciones de libros más interesantes que escuché fue la de la Doctora Marisa Tejo Sirvent, una de las mejores conocedoras de la gramática castellana, espléndida profesora de francés y gran animadora de la agrupación Poetas del Mundo. Esta vez, la Dra. Trejo Sirvent presentó su libro Una aproximación a la nueva gramática y morfosintaxis del español, que fue comentado con solvencia y conocimiento por la Maestra Beatriz de Ibarrola y Nicolín.

Pero hubo muchos eventos académicos durante la Feria. Me emocionó singularmente estar en la presentación del libro de Saúl López de la Torre, comentado por Héctor Cortés Mandujano, J.J. Balcázar y Sarelly Martínez, tres de los intelectuales contemporáneos más importantes de Chiapas. Conocí a Saúl López de la Torre cuando recién iniciaba mi periodo como  Director General del Instituto Chiapaneco de Cultura (ICHC), nombrado por el Gobernador Patrocinio González-Blanco Garrido, a quien le he quedado y le sigo quedando muy agradecido por la confianza y porque nunca nos dijo “no” a cuanto proyecto se le presentó para impulsar la investigación y la difusión de la Cultura en Chiapas. Saúl López de la Torre fue el responsable de hacer funcionar el Departamento de Eventos del ICHC y lo hizo inmejorablemente. Un día, me solicitó que le presentara al Gobernador González-Blanco Garrido porque tenía el interés de colaborar en otras áreas. Y así fue como Saúl llegó a la Delegación de la CONASUPO en Chiapas y la dirigió con maestría, honradez y eficacia. Fue el mejor Delegado que tuvo la CONASUPO en todo el país. Se sabe ampliamente la historia de Saúl López de la Torre como luchador social. Los libros que ha escrito forman una trilogía indispensable para conocer las entrañas de la “guerra sucia” y los sucesos de un periodo en la historia de México que aún necesita aclararse en todas sus fases y consecuencia. Sin duda, los libros testimoniales de Saúl López de la Torre son indispensables para ello, además de que configuran la obra de un escritor de notable talento. Desde esta columna invito a leer la trilogía escrita por Saúl López de la Torre, Las Guerras Secretas en México, La Casa de Bambú y Parque México. Historias de Petroleros y Vagabundos Anarquistas.

En la noche de la presentación del libro de Saúl López de la Torre, Parque México, además de saludarlo a él y a su hijo Saúl, me encontré con la agradable sorpresa de la presencia de Patrocinio González-Blanco Garrido. Por segundos, me imaginé los días luminosos del ICHC: aquí estaba Saúl, Abreu, mi esposa Conchita, yo mismo y el Gobernador  que hizo posible uno de los momentos más luminosos de la Cultura en Chiapas. Me tocó sentarme a su lado como antaño, en tantos ocasiones  en las que inauguró los eventos culturales, sin faltar nunca a ninguno. El Gobernador González-Blanco Garrido jamás envío a un representante para inaugurar un acto cultural: en todas las ocasiones, fue él mismo y recordamos sus intervenciones siempre de aliento a la creación y la investigación en Chiapas. Ahí quedan, entre tantos hechos, los Encuentros de Intelectuales Chiapas-Centroamérica, cuyas repercusiones siguen siendo vigentes. No olvido las frecuentes reuniones del Gobernador González-Blanco Garrido con los intelectuales, investigadores, escritores, de Chiapas, en las que se discutían sin cortapisas, los problemas de Chiapas, de México y del mundo.

En fin: la Feria del Libro de la UNACH volvió a reunirnos enlazando el pasado con el presente de Chiapas y mostrando, una vez más, que el camino hacia una sociedad mejor no puede prescindir de la presencia de las Universidades y de que cumplan a cabalidad sus funciones.

Ajijic. Ribera del Lago de Chapala. A 6 de octubre de 2019.

  1. D. Agradezco al Congreso del Estado de Chiapas cuya junta de coordinación política preside el Diputado Marcelo Toledo mientras la Presidencia del Congreso es responsabilidad de la Diputada Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo y la Comisión de Cultura presidida por la Diputada Dulce Gallegos Mijangos, porque su invitación me permitió participar en los Miércoles culturales que organiza el Congreso además de estar presente en la Feria del Libro de la UNACH. Ha sido una experiencia grata y de aprendizaje.

Un comentario en “Ecos de la FIL-UNACH”

  1. Carlos Villarreal
    12 octubre, 2019 at 10:47 #

    ¿Desde el 30 de noviembre al 4 de octubre? ¿Calendario de Neptuno o qué?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.