Hugo Isaac Robles Guillén, una voz apagada por el covid

El próximo 25 de agosto, el periodista Hugo Isaac Robles Guillén habría cumplido 68 años; ayer domingo por la mañana el covid lo apartó por siempre de la actividad informativa a la que se había dedicado con profesionalismo por cerca de 50 años.

Originario de Tenejapa, encontró desde muy joven su vocación en los micrófonos de la XEWM de San Cristóbal de Las Casas. Era 1972, la ciudad apenas llegaba a los 25 mil habitantes; aquella radio, casi de juguete, tenía 250 watts, y Hugo Isaac, estaba por cumplir los 20 años y por terminar la preparatoria en el Centro de Estudios Superiores Mirna.

A la par que se afianzaba en la radio, como locutor de temas musicales, reportero, discotecario, locutor descansero y como conductor de noticias, también estudiaba la normal en la Escuela Manuel Larráinzar.

Se graduó de maestro normalista, pero prefirió dedicarse al periodismo radiofónico y escrito. Sus pinitos en la prensa los realizó en el bisemanal Avante, del maestro Antonio Gutiérrez Gutiérrez.

En marzo de 1976, Hugo Isaac comenzó a trabajar en la XERA, Radio Comunidad Indígena, fundada por el Gobierno de Chiapas en 1973. Ahí condujo el noticiario oficial. Después se dedicó a actividades de comunicación social en la alcaldía de San Cristóbal.

En 1978 creó, con Francisco Flores, ¿Qué Pasa?, un periódico que circuló durante diez años en la zona de Los Altos. Escribió también una columna titulada El coleto en la política.

Después de ¿Qué pasa?, fundó el interdiario Sin Línea. A la par de sus colaboraciones con este periódico, escribió para La Voz del Sureste, La República en Chiapas y Número Uno, de Tuxtla Gutiérrez.

Aunque escribió para varios periódicos y colaboró en programas de televisión, su verdadera pasión fue la radio. Su voz, con matices de locutor clásico, era muy conocida en San Cristóbal de Las Casas al conducir durante 30 años el noticiario de Suprema Radio.

Para Hugo Isaac, la radio era el mejor medio para llegar a la población de Los Altos. “La radio es magia”, decía; “la radio tiene magia; algunos dirán que la internet, pero no todos tienen una computadora en casa por muy barata que sea y por lo tanto no todos tienen acceso a la web. Para nuestras necesidades informativas, la radio es la respuesta”.

Era un apasionado de la radio y transmitió los principales acontecimientos de San Cristóbal desde 1970 hasta principios de este año. Como periodista cubrió la inauguración del drenaje pluvial, la erupción del volcán Chichonal y su repercusión en San Cristóbal y poblaciones aledañas, y por supuesto, el levantamiento armado zapatista de 1994. Entrevistó a casi todos los presidentes de la república y a los gobernadores de Chiapas desde los setenta hasta los actuales.

La entrevista con Luis Echeverría no se transmitió porque el Estado Mayor Presidencial le decomisó el caset, ni tampoco con la de José López Portillo, porque olvidó quitarle la pausa a la grabadora. Gajes del oficio, decía.

Me contó de la ríspida entrevista que tuvo con su excompañero de pupitre, el entonces gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, a quien invitó a los estudios de la WM.

Hugo Isaac Robles Guillén (Tenejapa, 1952-San Cristóbal, 2021).

Al entrar  a la cabina, el mandatario lo saludó:

–¿Cómo estás Hugo Isaac? … Y a propósito de la entrevista con sangre, duro y a la cabeza.

–Está bien. Además no necesitas decírmelo, ya lo había pensado.

Aquella entrevista se volvió un diálogo ríspido donde el gobernador afirmaba haber iniciado el cableado subterráneo de la ciudad y Hugo Isaac demostrándole que esos recursos ya habían sido etiquetados por el ayuntamiento anterior y que San Cristóbal era una ciudad turística de primera con servicios de cuarta, sin hospitales y sin infraestructura digna.

Cuando concluyó la entrevista, Pablo Salazar le dijo molesto: “si yo fuera presidente municipal no te pondría como director de Turismo… Y ya me voy, no te fijes en las goteras de un hospital”.

Para Hugo Isaac esa entrevista fue la detonante de su despido de Reporteros en Acción, un noticiario en donde había colaborado durante 23 años.

Esa voz, que durante 48 años se diseminó por las frecuencias de la radio en Los Altos, se apagó ayer, después de una lucha contra el coronavirus por más de tres semanas. ¡Descanse en paz!

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: