Una joven tzotzil en la industria gastronómica

Hace unos días, leía en la prensa internacional, la prensa de Jalisco y las notas en internet, una noticia no sólo agradable sino emocionante: Claudia Albertina Ruiz, una joven tzotzil, egresada de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, ha sido reconocida como una de las mejores 50 cocineras del mundo. En el difícil orbe de la industria gastronómica, esta noticia es espectacular. Claudia Ruiz es la única persona de nacionalidad mexicana nombrada en esa lista. De España, por ejemplo, se nombra a cinco destacados jóvenes. Claudia Albertina Ruiz fue nominada junto a 700 jóvenes más, provenientes de 35 países, para aparecer en una lista que prepara el Centro Culinario Basque llamada 50 Next. Estamos ante la primera mujer tzotzil que egresó de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) y la primera, también, que presenta su tesis en esa institución universitaria, escrita en su lengua materna. Es todo un acontecimiento. Esta lista del Centro Culinario Basque (Basque Culinary Centre), reconocido como una de las calificadoras mundiales en la industria gastronómica, viene dividida por rublos. A Claudia Ruiz la nominaron en el rublo “Pioneros de la Hospitalidad” y aparece finalmente enlistada en un rublo nombrado “Chefs, Bartenders, y Magos a la Vanguardia en la Comida y la Bebida”. El ranking mencionado sólo nombra a jóvenes menores de 35 años que destacan por su inventiva y su talento creador en una de las industrias más competidas y difíciles del mundo actual: la de la gastronomía que se desarrolla en restaurantes, hoteles, hosterías y similares. El caso de Claudia Ruiz no sólo es emblemático sino ilustrativo de la nueva vitalidad de los pueblos originarios de Chiapas, que resulta de siglos de combate contra la discriminación y el racismo. En ese sentido, Claudia Ruíz, al igual que aquella mujer de San Pedro Chenalho que una mañana rompió siglos de exclusión al tocar el arpa en público, rompió cadenas, cruzó fronteras y demostró que el talento es universal. Y lo hizo en un lugar de la República Mexicana, Chiapas, en donde el racismo ha sido un lastre que ha lastimado y lastima a la sociedad en su conjunto. A esta joven tzotzil se le había trazado el destino de casarse y dedicarse a atender al hombre y a los hijos, ocuparse de la casa y de los deberes domésticos impuestos a las mujeres. Pero la valentía de esta joven, su fe en la lucha, su decidido afán por la libertad, la llevó a terminar una carrera en circunstancias muy difíciles y culminar hoy como una de las 50 mejores chefs de la industria gastronómica mundial. ¡No es poca cosa!

Mientras leía la noticia de la nominación de Claudia Ruiz en la lista 50 Next, mi memoria se retrotrajo a los días de fundación de la UNICACH, que salió del vientre de un ICACH que estaba al borde de la muerte. Parto difícil que contó con la anuencia del Gobernador Eduardo Robledo Rincón. Recordé que se alzaron voces condenando el nacimiento de “una Universidad de Estado” cuando la autonomía universitaria era la que primaba en el país. Hoy, la UNICACH justifica su existencia y lo hace de la mano de una joven mujer tzotzil: Claudia Albertina Ruiz. Toda la Comunidad de académicos y trabajadores de la Universidad deben sentirse orondos, porque la Institución ha perseverado gracias a ellos, más allá de los arreglos políticos y las incidencias de un mundo tan complejo, no extraño al dolor y la desesperación, como es el de Chiapas.

Ajijic, Ribera del Lago de Chapala. A 24 de abril, 2021.

P.D. El pasado viernes participé en una agradable discusión acerca del futbol, convocada por David Añorve, profesor en la Universidad de Guanajuato, Campus de León, y el muy pronto doctor en Ciencias Políticas por la misma Universidad, Alejandro Vázquez. Gracias a las tecnologías actuales, tuvimos la posibilidad de conversar con el joven profesor de la Universidad de Leeds, Inglaterra, Peter J. Watson. A lo largo de una hora, conversamos sobre los contextos sociales del futbol en Colombia y México. Con David Añorve, mencionamos al académico chiapaneco, Juan Pablo Zebadúa Carbonell como uno de los más destacados científicos sociales que reflexiona sobre el papel del Deporte en México. Y también recordé a Miguel Lisbona, que recién ha publicado un libro sobre el tema. El programa se llama Extra Cancha y lo patrocina la Universidad de Guanajuato. Lo recomiendo.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: