La escritura por placer

Imagen, cortesía de Editorial Tifón

 

 A todo el público lector de las Voces ensortijadas

El canto de las aves me acompaña mientras tecleo en la computadora. El paisaje de hoy es  nublado, con tintes de nostalgia y alegría -eso percibo en los días lluviosos-, en segundo plano se escucha el barullo que hacen los gansos, más allá el ladrido de un perro y uno que otro coche que pasa en la calle.

Escribo con el gusto y ánimo de cada semana, como lo hago desde hace cinco años y en esta entrega quiero compartir con ustedes, público lector, la alegría que me da la publicación de la Antología I, 2020-2021 de las Voces ensortijadas con el sello de la Editorial Tifón. Me siento muy agradecida con el Creador del Universo, con mi familia, con quienes cada semana leen estas líneas y con quienes han compartido su valiosa colaboración para esta publicación, Roger Octavio Gómez, editor de la Revista Letras, ideaYvoz por el estímulo para realizar el proyecto y por el patrocinio; Damaris Disner por el acompañamiento desde el inicio de esta columna; Erik García por compartir tu arte y  Editorial Tifón, casa editorial chiapaneca, por el trabajo realizado.

La Antología  I, integra 100 textos de estas Voces ensortijadas, en cada uno de ellos va un cachito de mi corazón, con la intención de compartirles diversos instantes de las realidades que están presentes y cómo las percibo o se perciben, teniendo como herramienta en varias ocasiones un tinte de ficción.

La escritura por placer, además de ser grata compañera para echar a volar la imaginación o retomar momentos cotidianos de lo que acontece -dentro de lo más común, en el día a día – es una bella manera de sanar el alma, de conectar con otras personas y de comunicarnos, más allá de las fronteras territoriales.

Escribir por placer tiene sus retos, tener disciplina -como me suelen recordar Damaris y Erik-, es necesaria una dosis de ánimo, entusiasmo y ganas de compartir. También está el cómo se organiza la historia, el relato o el texto que se redactará, que las ideas afloren y vayan tomando forma. Es todo un entramado de colores que se van entretejiendo y que cuando se ven plasmadas las ideas llenan de alegría, más cuando conectan con quienes las leen.

En este proyecto he tenido una serie de avatares en la publicación, al ser un proyecto independiente se convierte en una labor de autogestión y por supuesto, implica inversión de tiempo, dinero y esfuerzo, además de estar pendiente de todas las etapas del proceso. Sin embargo, en esta red de puentes que se van integrando en la vida, es importante contar con quienes se sumen, colaboren, compartan desde el corazón y animen a continuar con los proyectos. Desde ahí va mi agradecimiento para quienes han estado en este proyecto personal que se ha tornado colectivo.

Al público lector, nuevamente, les agradezco el dar lectura a las Voces ensortijadas, compartir sus comentarios, anécdotas y experiencias con las que resuenan, son una parte importante para continuar con la escritura por placer. Les invito a estar pendientes de las presentaciones de la Antología para poderla adquirir.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: