Efraín y Maná

Chiapas Paralelo Logo

Una vez, Martín me dijo, entre serio y en relajo: “Oí vos, no le vayás a comentar al Efras algo sobre Maná, se pone bravo”. Por supuesto, más pronto que tarde, en una mesa en la Viña de Baco, le solté sin más preámbulo su tema roquero tabú, según Alex y Martín. Recuerdo que se me quedó viendo y con una sonrisa que iba de la sorna a la impaciencia, solo alcanzó a decir, “pues no”, a pregunta expresa de este servidor ¿Maná es rock? Lacónico como siempre, esta respuesta, sin embargo, daba pie a una noche llena de vino, mezcal y polémica.

Tema recurrente en el mundo del rock. Polémico el tema e inacabado si el ajuste se hace la tolerancia y la cabeza fría.

El miércoles pasado el buen Efra cumplió años. Después de aquella noche le dije que haría un texto sobre el tema. No le cumplí del todo, pero ahora, en este recuerdo a su nombre y saludándolo desde lo más alto de las nostalgias posibles, le envío unas reflexiones.

¿Maná es rock? Si nos atenemos a la propia y fundamental esencia del rock, que es la diversidad con que despliega sus discursos musicales, sí lo es. Van algunas ideas:

Desde siempre, Maná toca rock pop, una variante muy importante en el mundo de la música. Entre otras cosas, el pop fomenta facilidad en los ritmos y armonías, no hay mayores pretensiones en las formas de producción. Maná ha logrado encontrar la fórmula en donde se ha hecho súper famosa. Recordemos que la banda es, quizá, la más importante y más conocida del rock mexicano, entendido estrictamente en ese estilo (el pop), porque vaya a donde vaya llena estadios y genera tumultos.

Tal fórmula es repetitiva y constante, no hay mucha variante. Las letras son pegajosas y expresan una serie de temas que todos tienen que ver con el amor, romántico, roto, extasiado, anhelado, etc. Por tanto, se apega a ese estilo con singular pasión y eso les ha dado mucho éxito. Nos puede gustar o no, pero para eso es el abanico de posibilidades roqueras; uno es libre de consumir lo que uno quiera.

Maná es rock porque ellos dicen que tocan rock. Esta aseveración puede resultar una confusión, pero no lo es, aunque en más de las veces el grupo se contradiga casi siempre cuando ejecuta sus canciones o produce un disco.

Una parte importante de cualquier artista es la sinceridad de su arte. Haces lo que haces porque forma parte de ti y de tu conciencia personal (ética, política, etc.). Si dices que eres roquero, harás música de rock, tal y como entiendas eso, pero, ojo, siguiendo las normas por las cuales este campo musical propone como suyo.

Por eso, Alejandra Guzmán no interpreta rock, aunque muchas de sus canciones si tengan los riffs necesarios para ser considerados como tal. Ella sabe, como todo el mundo, que la etiqueta de “reina del rock” es una ardid publicitario por la parte de su padre. Nadie duda de su calidad como cantante, pero obviamente es famosa por estar en otro campo de mercado, que no es el rock.

Pero Maná siempre lo ha dicho, y cuando uno escucha al Sombrero Verde, la primera banda antes de convertirse en Maná, a principios de los 80s. uno realmente está escuchando creatividad y potencia interpretativa para ese tiempo. Incluso fueron considerados como los The Police de México, por su propuesta New Wave e innovación en su sonido fresco, con idea e ímpetu melódico.

Años después, en la nueva alienación y ya como Maná, optaron por el pop. Sus primeros discos suenan a eso, a rock pop, del más puro y fino. Repetimos: puede que no nos guste, desde luego, pero son como los Hombres G, están ahí para quien les sienta lo inmediato y fácil, como muchas otras bandas.

Si dices que haces rock sabes que competirás y te medirás metafóricamente con otras del mismo consumo roquero. Lo harás bien o mal, pero tendrá que ver con el gusto que la gente tenga por tu producto. No produces un disco para que sea elogiado por otros en un distinto tipo de música.

Pero hay otro punto importante, igualmente contradictorio. Pienso que Maná, cada vez más, se aleja del rock pop para acercarse con alevosía a la balada, y eso tiene que ver con la ideología musical que pregonan. En el limbo entre la frontera del pop y la balada no los hace roqueros porque uno de los principios morales del rock es tener la identidad bien definida, en cualquiera que sea el estilo que se proponga. Y no solo en el rock sino en casi todas músicas. La ideología se presenta cuando propones un arte desde las dimensiones que uno desee y quiera.

Maná tiene canciones con Juan Luis Guerra, Shakira, con artistas de la mal llamada “música regional mexicana”. Eso los hace ideológicamente adversos al rock, pero más cerca de otro mercado, al que ya entran sin ningún tipo de precaución estilística.

No está mal, pero su frontera con la balada y otras formas de música esta cada vez más desdibujada, por lo que ya el rock pop de Maná pasa a ser un referente de épocas pasadas.

Ya le entré al tema, máster Efra. Espero no te molestes si continuo con el rollo. Vos siempre fuiste la persona más tolerante de la ciudad, pero no manchés, con Maná se te salía lo tapatío. Feliz cumple vos, te abrazamos a la distancia y tratamos de ser ecuánimes en tu ausencia, tan inmensa como llena de pendientes emocionales. Por ahora, es hora de ir por un mezcal para corroborar lo cercano que uno está cerca de vos cada vez que hablamos de música.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d