Artículos publicados por: Juan Pablo Zebadúa Carbonell

Unknown

El Sonero Mayor

Dice el sentido común que el caribe es sol, mar, olas y música. Y lo es, no hay duda. Pero más allá de esa idílica propensión a sentir las regiones como si fueran monumentos sin gracia y sentido, existen otros paisajes, otros senderos por los cuales y a partir de una narrativa directa y profunda, nos puede hacer ver más allá de lo evidente

Nadie estará en desacuerdo con la participación y la elocuencia de la sueca Greta Thunber en la Cumbre sobre la Acción Climática ONU. Nadie o casi, porque el alud de críticas que han caído sobre su discurso pone en entredicho el de por sí escaso consenso sobre las cosas que deben importar a las mayorías en el mundo.

La activista de 16 años

Nadie estará en desacuerdo con la participación y la elocuencia de la sueca Greta Thunber en la Cumbre sobre la Acción Climática ONU. Nadie o casi, porque el alud de críticas que han caído sobre su discurso pone en entredicho el de por sí escaso consenso sobre las cosas que deben importar a las mayorías en el mundo.

Camilo

Camilo Sesto

Por si alguien dudara de la penetrante influencia de la cultura popular en nuestras vidas cotidianas, el fallecimiento de Camilo Sesto, uno de los grandes baladistas iberoamericanos de todos los tiempos, vuelve a hacer cimbrar eso que en tiempos del capitalismo voraz y la tecnologización de la vida quiere ocultar y hacer invisible: los sentimientos.

240px-Amazon_rainforest

Arde el Amazonas

Por si fuera poco, dentro de la alarma generalizada que hay en el planeta por el deterioro ambiental, las inmensas llamas que consumen la selva del amazonas pareciera el colofón del discurso triunfalista de la humanidad sobre la naturaleza.

woodstock

Woodstock, 50 años

En la víspera, no queda más remedio que hacer uso de la hermética presencia de la nostalgia, poner en juego eso que dicen nos toca y nos devuelve la memoria de forma voluptuosa, sensual y catártica. A 50 años del concierto de Woodstock, aun resuenan sus sonidos y su carga emocional.

Selección de México

La Copa de Oro o vasija de peltre

Algo no cuadra bien en el horizonte. El mejor jugador del mundo está jugando en Sudamérica. Lionel Messi, capitán de la selección de Argentina, afronta la prensa internacional y, preocupado, dice asegurar el pase de la albiceleste a la siguiente ronda. Brasil golea a Perú y lo hace con toda la plantilla de sus superestrellas futboleras, además de mostrar su histórico jogo bonito, ya casi olvidado últimamente para el scratch du oro.

A los chiapanecos nada nos gusta, todo nos puede, negro es nuestro proceder. Si hace frío, porque hace tanto; si hace calor, nos cansamos de achicharrarnos; si hay viento, no soportamos tanto polvo; cuando viene la lluvia, ya no queremos mojarnos. En la víspera añoramos al temporada climática a venir, pero después ya no queremos saber nada de ella.

Lluvia de mayo

A los chiapanecos nada nos gusta, todo nos puede, negro es nuestro proceder. Si hace frío, porque hace tanto; si hace calor, nos cansamos de achicharrarnos; si hay viento, no soportamos tanto polvo; cuando viene la lluvia, ya no queremos mojarnos. En la víspera añoramos al temporada climática a venir, pero después ya no queremos saber nada de ella.

General_Ignacio_Zaragoza

El Batallón Chiapas

Es probable que aquella mañana del 5 de mayo de 1862 haya amanecido nublado. En las afueras de la ciudad de Puebla eso debió ser normal en una primavera totalmente atípica en nuestro atribulado país. Es posible que el General Ignacio Zaragoza casi no tuviera oportunidad de dormir, pensando, cavilando todo el tiempo, la forma de afrontar con holgura la semejante tarea que tenia frente a sí.

Dijera el clásico, yo vivía en las sombras antes de la luz. Pensaba y hablaba de temas que no sabía de su capacidad y pertinencia en nuestra vida social. Pero apareció Rac, y como el poeta Virgilio, me guió en los oscuros caminos del dato inútil. 

El dato inútil

Dijera el clásico, yo vivía en las sombras antes de la luz. Pensaba y hablaba de temas que no sabía de su capacidad y pertinencia en nuestra vida social. Pero apareció Rac, y como el poeta Virgilio, me guió en los oscuros caminos del dato inútil. 

En febrero de 1994, en pleno levantamiento zapatista, fui a Chiapa de Corzo a comprar algo para llevar a Xalapa. En una tienda de los portales, pregunté por algo y el dueño de la tienda, un chiapacorceño muy hablador con aire despreocupado, buscaba y me instaba en la venta posible de eso que buscaba; al mismo tiempo yo insistía en saber su opinión de lo que pasaba a escasa una hora de ahí.

Las disculpas

En febrero de 1994, en pleno levantamiento zapatista, fui a Chiapa de Corzo a comprar algo para llevar a Xalapa. En una tienda de los portales, pregunté por algo y el dueño de la tienda, un chiapacorceño muy hablador con aire despreocupado, buscaba y me instaba en la venta posible de eso que buscaba; al mismo tiempo yo insistía en saber su opinión de lo que pasaba a escasa una hora de ahí.