Artículos publicados por: Juan Pablo Zebadúa Carbonell

Llevamos cien días de encierro y estamos agotados física, mental y emocionalmente. Han sido largos los días, largas las noches y pesada la incertidumbre

Cien días

Llevamos cien días de encierro y estamos agotados física, mental y emocionalmente. Han sido largos los días, largas las noches y pesada la incertidumbre

A dos meses y medio de confinamiento por el virus del COVID, las etapas emocionales pasan silenciosamente y, casi al acecho, saltan a la vista en el momento menos oportuno y sin que deje de sorprendernos. Llama la atención las maneras en que esto sucede.

Corporizar el miedo

A dos meses y medio de confinamiento por el virus del COVID, las etapas emocionales pasan silenciosamente y, casi al acecho, saltan a la vista en el momento menos oportuno y sin que deje de sorprendernos. Llama la atención las maneras en que esto sucede.

maxresdefault

Críticas en la pandemia

A las ciencias sociales no le interesa tanto la veracidad de ciertos acontecimientos sino en lo que a la gente le hace creer. Es un lugar común, quizá, pero es uno de los propósitos que hace de este campo de conocimiento, uno apegado a la gente; lo que necesita desear y promover y cómo construye su propia cotidianidad con base a sus creencias y necesidades.

A lo largo de nuestra existencia una de las variantes con que acomodamos nuestro desarrollo como personas tiene que ver con la épica, entendida aquí como esa forma de dar sentido a nuestros momentos, a veces imaginarios, a veces fantásticos, pero que irremediablemente nos convoca a pensar el eterno dilema vital: ¿Para qué estamos aquí?

Nuestra épica

A lo largo de nuestra existencia una de las variantes con que acomodamos nuestro desarrollo como personas tiene que ver con la épica, entendida aquí como esa forma de dar sentido a nuestros momentos, a veces imaginarios, a veces fantásticos, pero que irremediablemente nos convoca a pensar el eterno dilema vital: ¿Para qué estamos aquí?

La ciencia como respuesta

En las plagas de la antigüedad, a quien acudían los grupos de personas en busca de ayuda y de consuelo eran los expertos de la mística y de la espiritualidad. En ellos veían el lazo comunicante entre lo terrenal y lo sagrado.

En efecto, son la mitad de todo. Calles desiertas, menos gente en la ciudad y la universidad literalmente paralizada. Hubo una especie de silencio, donde solo las miradas entre hombres y nuestros susurros (no sé por qué, pero pareció que muchos de nosotros hablábamos en voz baja) parecía comprender que estábamos solos.

Sin mujeres

En efecto, son la mitad de todo. Calles desiertas, menos gente en la ciudad y la universidad literalmente paralizada. Hubo una especie de silencio, donde solo las miradas entre hombres y nuestros susurros (no sé por qué, pero pareció que muchos de nosotros hablábamos en voz baja) parecía comprender que estábamos solos.

Hace año y medio voté por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y ahora lo volvería a hacer. No soy un arrepentido ni nada que se le parezca. En este espacio escribíamos en el día del triunfo que, por supuesto, no iba a ser fácil, ni siquiera en seis años pudieran cambiar radicalmente las cosas.

Los discursos gubernamentales

Hace año y medio voté por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y ahora lo volvería a hacer. No soy un arrepentido ni nada que se le parezca. En este espacio escribíamos en el día del triunfo que, por supuesto, no iba a ser fácil, ni siquiera en seis años pudieran cambiar radicalmente las cosas.

450_1000

1917

En la película 1917 hay una carrera contra el tiempo que en realidad es escape, pero nadie sabe a qué se huye o a dónde se debe llegar y tener la seguridad de sentirse a salvo. No hay salida. Y no la hay porque es la guerra, y en ésta nada de nuestra lógica responde sino con el sello de la locura.

Hace algún tiempo toqué en distintas bandas de rock, algunas veces el bajo y otras la batería, siempre la base rítmica. Algunas bandas fueron efímeras apelando a la inmediatez del siempre recurrente “palomazo” o a la coyuntura del evento político o académico en turno; otras veces más seria, con la permanencia de los camaradas que estaban dispuestos a contribuir en un objetivo a mediano plazo.

El baterista

Hace algún tiempo toqué en distintas bandas de rock, algunas veces el bajo y otras la batería, siempre la base rítmica. Algunas bandas fueron efímeras apelando a la inmediatez del siempre recurrente “palomazo” o a la coyuntura del evento político o académico en turno; otras veces más seria, con la permanencia de los camaradas que estaban dispuestos a contribuir en un objetivo a mediano plazo.