Artículos publicados por: Juan Pablo Zebadúa Carbonell

woodstock

Woodstock, 50 años

En la víspera, no queda más remedio que hacer uso de la hermética presencia de la nostalgia, poner en juego eso que dicen nos toca y nos devuelve la memoria de forma voluptuosa, sensual y catártica. A 50 años del concierto de Woodstock, aun resuenan sus sonidos y su carga emocional.

Selección de México

La Copa de Oro o vasija de peltre

Algo no cuadra bien en el horizonte. El mejor jugador del mundo está jugando en Sudamérica. Lionel Messi, capitán de la selección de Argentina, afronta la prensa internacional y, preocupado, dice asegurar el pase de la albiceleste a la siguiente ronda. Brasil golea a Perú y lo hace con toda la plantilla de sus superestrellas futboleras, además de mostrar su histórico jogo bonito, ya casi olvidado últimamente para el scratch du oro.

A los chiapanecos nada nos gusta, todo nos puede, negro es nuestro proceder. Si hace frío, porque hace tanto; si hace calor, nos cansamos de achicharrarnos; si hay viento, no soportamos tanto polvo; cuando viene la lluvia, ya no queremos mojarnos. En la víspera añoramos al temporada climática a venir, pero después ya no queremos saber nada de ella.

Lluvia de mayo

A los chiapanecos nada nos gusta, todo nos puede, negro es nuestro proceder. Si hace frío, porque hace tanto; si hace calor, nos cansamos de achicharrarnos; si hay viento, no soportamos tanto polvo; cuando viene la lluvia, ya no queremos mojarnos. En la víspera añoramos al temporada climática a venir, pero después ya no queremos saber nada de ella.

General_Ignacio_Zaragoza

El Batallón Chiapas

Es probable que aquella mañana del 5 de mayo de 1862 haya amanecido nublado. En las afueras de la ciudad de Puebla eso debió ser normal en una primavera totalmente atípica en nuestro atribulado país. Es posible que el General Ignacio Zaragoza casi no tuviera oportunidad de dormir, pensando, cavilando todo el tiempo, la forma de afrontar con holgura la semejante tarea que tenia frente a sí.

Dijera el clásico, yo vivía en las sombras antes de la luz. Pensaba y hablaba de temas que no sabía de su capacidad y pertinencia en nuestra vida social. Pero apareció Rac, y como el poeta Virgilio, me guió en los oscuros caminos del dato inútil. 

El dato inútil

Dijera el clásico, yo vivía en las sombras antes de la luz. Pensaba y hablaba de temas que no sabía de su capacidad y pertinencia en nuestra vida social. Pero apareció Rac, y como el poeta Virgilio, me guió en los oscuros caminos del dato inútil. 

En febrero de 1994, en pleno levantamiento zapatista, fui a Chiapa de Corzo a comprar algo para llevar a Xalapa. En una tienda de los portales, pregunté por algo y el dueño de la tienda, un chiapacorceño muy hablador con aire despreocupado, buscaba y me instaba en la venta posible de eso que buscaba; al mismo tiempo yo insistía en saber su opinión de lo que pasaba a escasa una hora de ahí.

Las disculpas

En febrero de 1994, en pleno levantamiento zapatista, fui a Chiapa de Corzo a comprar algo para llevar a Xalapa. En una tienda de los portales, pregunté por algo y el dueño de la tienda, un chiapacorceño muy hablador con aire despreocupado, buscaba y me instaba en la venta posible de eso que buscaba; al mismo tiempo yo insistía en saber su opinión de lo que pasaba a escasa una hora de ahí.

La democracia es un proceso complejo y difícil. A veces de difícil acceso, en más de las ocasiones incomprensible para muchos, porque implica supeditarse por completo a la “dictadura de la mayoría”, una idea no tan arraigada en una población como la nuestra, la mexicana, en donde la ciudadanía ha sido relegada por años a un mero concepto sin uso, marchito y marginado por los partidos políticos que han estado en el gobierno.

Los Consejos Vecinales en Berriozábal

La democracia es un proceso complejo y difícil. A veces de difícil acceso, en más de las ocasiones incomprensible para muchos, porque implica supeditarse por completo a la “dictadura de la mayoría”, una idea no tan arraigada en una población como la nuestra, la mexicana, en donde la ciudadanía ha sido relegada por años a un mero concepto sin uso, marchito y marginado por los partidos políticos que han estado en el gobierno.

600x600bf

50 años de Let it be

Si llegara a una isla desierta y me dijeran qué disco (s) llevaría consigo, sin duda diría Let It Be, de los Beatles. Y en la fantasía de lo que significa tal acto, tan trivial pero tan trascendente por igual, debo de hacer un alto para un evidente elogio de la celebración de este año, donde se cumplieron 50 años de la grabación de Let It Be, el doceavo disco de la más grande banda pop de toda la historia.

No es de extrañar que un mexicano se refiera a otra mexicana de descendencia étnica como “pinche india”. Ya ha pasado con los migrantes centroamericanos, y con cualquier evento donde involucre a la diversidad cultural de este país mestizo, atascado de alabanzas folclorizantes cuando se habla de indígenas, pero renegado de su idiosincrasia y por tanto de su eterno dilema de no saberse nunca quien es.

Pinche india

No es de extrañar que un mexicano se refiera a otra mexicana de descendencia étnica como “pinche india”. Ya ha pasado con los migrantes centroamericanos, y con cualquier evento donde involucre a la diversidad cultural de este país mestizo, atascado de alabanzas folclorizantes cuando se habla de indígenas, pero renegado de su idiosincrasia y por tanto de su eterno dilema de no saberse nunca quien es.

En la 4ª Transformación ya sabíamos lo que pretendía y a lo que estaba expuesta. La vara de medición moral y política se puso muy arriba, porque acostumbradamente dábamos por hecho que la “cosa pública” pertenecía a un grupo selecto y nunca la toma de decisiones bajaban hacia la sociedad.

Nadie dijo que iba a ser fácil

En la 4ª Transformación ya sabíamos lo que pretendía y a lo que estaba expuesta. La vara de medición moral y política se puso muy arriba, porque acostumbradamente dábamos por hecho que la “cosa pública” pertenecía a un grupo selecto y nunca la toma de decisiones bajaban hacia la sociedad.