Artículos publicados por: Juan Pablo Zebadúa Carbonell

Foto: Juan Manuel Velázquez Ramírez

Chairos vs Fifís

En la evidente polarización política que existe en el país, en la que no se escatima ningún tipo de misil semántico, ni adjetivo que muestre empatía alguna contra los adversarios de uno y otro bando, surgen varios “personajes” que, desde la charla cotidiana pero encumbrados en las redes sociales, han penetrado en los imaginarios de la población en general. Son varios y diversos pero aquí me refiero principalmente a los llamados “chairos” y los “fifís”.

Enanitos Verdes
Foto: @RadNalCo

Marciano

Los Enanitos Verdes forman parte de esas pocas y extrañas bandas que son parte de un ambiente musical común. Su música es transversal, o sea, no importa ni las clases sociales, ni los lugares donde se les oye, ni la gente que los escucha, ni el momento y estado en el que uno se encuentre. Ahí están siempre, y la gente corea sus letras. Es una banda que les gusta a los que son roqueros y a los que no.

Dani Alves
Foto: PumasMX

Dani Alves

Por supuesto, la llegada de Dani Alves al futbol mexicano es digno de mención honorífica. No es para menos la presencia en nuestro país de uno de los jugadores más ganadores de toda la historia del futbol. Nadie debe dudar de eso. Pero creo se exagera en las primeras planas de los diarios especializados cuando hacen demasiada fiesta de alguien que llega a una liga millonaria, pero ya no en su plenitud, sino en su pre-retiro, como todas las grandes estrellas que han aterrizado en este México futbolero que prioriza el varo antes que la calidad deportiva.

Concierto de Silvio Rodríguez
Foto: Conciertos México

Silvio

La verdad nunca pensé que la presentación del cubano Silvio Rodríguez en el zócalo de la Ciudad de México haya generado una discusión generosa en los media, pero más de las veces visceral y sin concesión alguna. A veces visible el extravío de coco de más de algun/a, cuando se es proclive a la crítica más elemental y primitiva, si se me permite, cuando de arte se trata, y más proveniente de Cuba. O quizá por eso, por ser un cantante de ese país ha ocasionado todo un fenómeno discursivo y mediático ventilado con agresividad en las redes sociales.

Sergio "Checo" Pérez
Foto: @SChecoPerez

Las lágrimas del Checo

Precisamente por ese gesto, llorar en el podio del Gran Premio de Mónaco que ganó el domingo pasado, Sergio, el Checo Pérez se está convirtiendo prontamente en un nuevo ídolo deportivo mexicano. Y no necesariamente por la sencillez -que en parte sí lo expresa cuando se rinde emocionalmente a la hora de escuchar el himno nacional- sino por la forma en que pondera ese acto en donde, que se sepa, nadie ha llorado cuando recibe el galardón de una carrera sin haber ganado el campeonato total de la Fórmula 1.

Saúl "Canelo" Álvarez

La derrota del Canelo

La derrota del Canelo Álvarez se ha transformado, de una noticia deportiva, a un acontecimiento nacional. Todo el mundo comenta si es justa o no la decisión por la cual perdió quien ahora es el mejor boxeador del mundo. Habría que ver los detonantes por los cuales una pelea de box se trueca en murmullo social que inunda las redes sociales y las charlas cotidianas.

Capitolio de los Estados Unidos. Imagen: Cortesía

Mundo maniqueo (II y última)

En la guerra mediática que ha significado el conflicto Rusia-Ucrania, sobresale el hecho del apoyo internacional a Ucrania que Estados Unidos encabeza y va desde los enormes fondos para pertrechos de guerra y, por supuesto, la campaña mundial en los medios de comunicación que, prácticamente, es donde se dirime el conflicto.

Capitolio de los Estados Unidos. Imagen: Cortesía

Mundo maniqueo (I)

Como no podía ser de otra manera, la guerra Rusia-ucrania se ha convertido un conflicto mediático. Nadie sabe que pasa realmente en el teatro de operaciones, a no ser por las agencias militares y civiles de información. En un contexto donde las tecnologías de comunicación abren todo tipo de frontera, nos encontramos en un vacío, un impasse donde la supuesta verdad y los hechos están confrontados en dos bandos irresolubles: la posición nacionalista e histórica de la Gran Rusia, y el otro, donde un solo hombre autoritario, prepotente y belicista ha provocado casi una guerra de talla mundial.

A %d blogueros les gusta esto: