Las cuentas pendientes de Castellanos Cal y Mayor

El multipublicitado primer informe de actividades legislativas del diputado local Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor fue un transparente acto de propaganda política, muy alejado del significado de la rendición de cuentas que le quiso impregnar; si acaso un mal esbozo, el necesario para cerciorarnos de la distancia tan abismal que nos separa de una práctica imprescindible de los sistemas democráticos.

No se le puede llamar rendición de cuentas a un acto público que estuvo precedido de una insultante campaña publicitaria, opuesta al principio mismo de esa responsabilidad gubernamental que por definición debe suponer sencillez, austeridad y ética.

Tampoco se le puede dar ese nombre si la gran mayoría de los asistentes fue una masa de gente acrítica, acarreada y manipulada para armar la escenografía y darle “dimensión” al evento que tuvo todos los ingredientes de un acto de lucimiento personal con tintes proselitistas rumbo a la alcaldía capitalina. Mucho menos puede dársele ese estatus cuando el informe del presidente de la Mesa Directiva del Congreso, del presidente de la Comisión de Turismo y Cooperación Internacional, del “diputado más joven”, sólo fue una enumeración de “logros” legislativos (“siete reformas constitucionales y casi 50 reformas de ley; creación de cinco nuevas leyes y 20 nuevos decretos”) y de gestión (“apoyo a diversas escuelas de la ciudad capital, en materia de infraestructura, útiles y enseres para alumnos de colonias marginadas”), sin explicar ni justificar el porqué de sus decisiones y mucho menos profundizar en otros aspectos relevantes de la vida parlamentaria.

A Castellanos Cal y Mayor se le olvida que la rendición de cuentas implica decirle de frente al ciudadano las motivaciones de su voto respecto de asuntos trascendentales para la vida de Chiapas que afectan directamente a los gobernados. En este sentido, debió explicar por qué en octubre de 2012 convalidó autorizar un préstamo por 3 mil 800 millones de pesos al saliente gobierno de Juan Sabines sin haber analizado la propuesta; por qué aprobó que se volviera a cobrar la tenencia vehicular; por qué se ha pronunciado a favor de la privatización del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Tuxtla y ha desdeñado la propuesta ciudadana de llevar a cabo un referéndum sobre ese tema; por qué impulsó la iniciativa en la que se aprueba al gobierno contratar nuevos créditos sin que se hayan deslindado responsabilidades del sobreendeudamiento en el sexenio anterior; y por qué ha hecho mutis respecto al “secuestro” que hizo el presidente de la Comisión de Vigilancia, Ángel Córdova Toledo, del informe del Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado sobre la cuenta pública del último año de la administración pasada.

Al diputado del Partido Verde Ecologista de México también pasó por alto que toda rendición de cuentas, como su mismo nombre lo dice, significa informar sobre el uso de los recursos públicos que él particularmente ha devengado –independientemente de su salario— como legislador en viajes, viáticos, o los asignados a la Comisión que encabeza o a la Mesa Directiva de la cual es presidente desde hace casi un año.

Contrario a esta exigencia en un estado golpeado por las corruptelas desde el poder, Castellanos optó por la lisonja al Ejecutivo estatal y federal, a la subordinación del Legislativo le llamó capacidad de diálogo y acuerdo, y él mismo se definió como “parte de una nueva  generación de servidores públicos, quienes asumen con gran responsabilidad y empeño la oportunidad de trabajar a favor de la sociedad”. Mostró también sus dotes demagógicos: dijo que durante 12 meses atendió a más de seis mil ciudadanos que requerían apoyos  y asesoría en materia jurídica, educativa y de salud, de lo cual se deduce que diariamente (incluidos sábados y domingos) escuchó peticiones y dio respuesta a más de 16 personas.

Quizá el diputado no se sienta con la obligación puntual de informar amplia y detalladamente de todo lo que implica la función legislativa, porque finalmente no lo eligieron los ciudadanos de manera directa. Desde su condición de legislador plurinominal, sus compromisos mayores están con el partido que lo puso en las listas electorales de representación proporcional y con los políticos que lo impulsan.

La rendición de cuentas es un instrumento de control del desempeño de la función pública, una actitud honesta del ejercicio del poder, un valor fundamental de la democracia. Pero, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor no es un demócrata.

edgarhram@hotmail.com

chiapaspost@gmail.com

blog: http://chiapaspost.blogspot.mx

 

 

5 Comentarios en “Las cuentas pendientes de Castellanos Cal y Mayor”

  1. Jaime
    3 octubre, 2013 at 11:10 #

    Y es «Diputado Plurinóminal».
    http://www.congresochiapas.gob.mx/index.php/Diputados/Page-3.html

  2. Alfredo López
    1 octubre, 2013 at 21:13 #

    Este diputado es un cínico, proyecta su imagen a costa del dinero público. Es un junior «zángano » como todos los del partido verde… Inunda de carteles suyos la ciudad para su desprestigio. Indigna la pedantería que manifiesta en su publicidad

  3. María Julieta Calderón Arózqueta
    1 octubre, 2013 at 21:04 #

    Solicitar al Congreso local se legisle sobre el uso indebido de dinero público en Propaganda Política, como vemos con frecuencia, que nos tapizan de fotos del Guero, de Samuel Toledo y ahora de este señor Fernando Castellanos. Desde luego que no lo haré por que lo más seguro es que lo desechen porque a ellos nos les conviene, empezando por su Presidente, si a eso agregamos lo que se menciona en este Mensaje, lo único que siento es una pena por este tipo de gobernantes que tenemos en Chiapas.

  4. Pedro
    1 octubre, 2013 at 14:55 #

    ¡ Excelente comentario ! , ojalá alguien se lo transmita a este diputado.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Recopilación Fernando Castellanos Cal y Mayor | Portal Tuxtla – Todo sobre Tuxtla Gutiérrez - 10 julio, 2015

    […] El fue una de las personas que aprobó la tenencia vehicular en Chiapas (Más información) […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: