Magisterio, ¿demostración de fuerza o desesperación?

 

La educación, subordinada a los acuerdos políticos

¿Por qué si la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el ala más radical del movimiento magisterial ya anunció que el próximo lunes 14 reanudará las clases en las escuelas de Oaxaca, en Chiapas los maestros de la Sección 7 continúan con sus movilizaciones contra la denominada reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto?

La respuesta es sencilla: porque los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quieren forzar una negociación ventajosa con el gobierno del estado en la que obtengan por un lado, recursos económicos para lubricar el engranaje de lealtades sobre el que funciona el sindicato y, por otro, lograr concesiones en el ámbito laboral que sugieran una victoria política y los fortalezca frente a las bases.

Ello explica que la presión de la protesta en su última etapa se haya enfocado a objetivos locales, relegando a un segundo plano la exigencia de derogación de la reforma. La inmovilización de una cincuentena de alcaldías y la toma de los edificios del Congreso del estado, de la Secretaría de Educación estatal, de medios de comunicación electrónicos, así como la paralización de actividades en casi la totalidad de escuelas de nivel básico y medio superior, tienen un destinatario bien identificado pues su impacto muy poco repercute en el ámbito federal.

Lo que en la ciudad de México queda, luego de la negociación entre la Secretaría de Gobernación y la Sección 22, son pequeños grupos de maestros que le “lavarán la cara” al movimiento magisterial luego de haber fracasado en su intento de echar abajo la Ley del Servicio Profesional Docente. Y bajo estas circunstancias, donde la bandera anti reforma educativa ha quedado neutralizada, a la protesta de los profesores chiapanecos no le queda más que reforzar la presión para alcanzar logros concretos antes de que entre en franco declive.

La toma de presidencias municipales y otros edificios públicos, así como la suspensión de clases generalizada, pudieran interpretarse como una demostración de la fuerza magisterial a más de un mes de haber iniciado el movimiento, pero también es cierto que pueden percibirse como actos desesperados ante la imposibilidad de conseguir sus objetivos y frente al desgaste de una protesta que se ha alargado más de lo que se tenía previsto.

Es evidente que la CNTE busca capitalizar el fermento de inconformidad que existe en un sector de la sociedad hacia el gobierno para atraer respaldo a su protesta, y por ello ha buscado el apoyo de otras organizaciones opositoras y el de los propios padres de familia que le den cierta parcela de legitimidad. Pero también es cierto que después de seis semanas de paro, bloqueos y marchas se ha echado en contra a la población afectada no sólo en su desplazamiento cotidiano, sino también a aquel segmento que ve con preocupación la probabilidad de la pérdida del ciclo escolar para sus hijos.

En esta crucial coyuntura se encuentra el movimiento magisterial chiapaneco y el propio liderazgo que recién obtuvo la corriente sindical aglutinada en la CNTE. El tiempo se agota y las circunstancias que al principio fueron favorables para la lucha se empiezan a revertir. La lógica indica que la presión hacia el gobierno se intensificará aún más, aunque se habla ya de que líderes y gobierno han entablado sigilosas negociaciones que podrían vislumbrar una salida al conflicto.

Lo lamentable sería que esos acuerdos tras bambalinas, no siempre transparentes, resultaran intrascendentes para mejorar la calidad de la educación.

edgarhram@hotmail.com

chiapaspost@gmail.com

blog: http://chiapaspost.blogspot.mx

3 Comentarios en “Magisterio, ¿demostración de fuerza o desesperación?”

  1. JORGE
    16 octubre, 2013 at 11:23 #

    Por supuesto que habrán muestras de desesperación, y no solo del magisterio, también del gobierno que a toda costa mueve sus influencias en los medios de comunicación para que hagan pomposa una manifestación de padres de familia que no representan ni el 10% del total de ellos, y que lo hacen amenazados de perder ciertos apoyos en programas compensatorios. La Asociación de Padres de Familia reconocida por el gobierno no es más que un grupo corrupto que solo ha servido para mamar del presupuesto. Preocupado el gobierno. Que sabe que si lo que está pasando en Chiapas se extiende a los demás estados, puede haber un movimiento tal, que hasta exijan incluso la renuncia del altísimos funcionarios, electos o no. Los padres de familia que apoyan a los docentes, se harían cargo del paro en sus entidades mientras los maestros irían de nuevo y con mayor fuerza a la D.F. Esto va hasta las últimas consecuencias. Si en medio oriente se dio el derrocamiento de regímenes ultramilitares… en México, ¿Por qué no?

  2. David
    12 octubre, 2013 at 16:49 #

    No sé si sea desesperación, pero demostración de fuerza sí que lo es.

  3. osmar
    12 octubre, 2013 at 16:28 #

    la respuesta es sencilla, en oxaca aceptaron negociar a nivel estatal para empezar el ciclo escolar ya que llevaban varios meses en la ciudad de mexico y lograr acuerdos con el gobierno a nivel estatal, pero el ob jetivo del cnte es echar abajo la reforma educativa asi oaxaca se alla replegado a su estados siguen 26 estados en paro indefinido, y los padres de familia se han unido al movimiento magisterial porque ya se dieron cuenta que la reforma educativa no tiene nada de educativa, les va a fectar a sus bolsillos de los padres, porque hay un documento oficial que se llama autonomia de gestion escolar, donde especifica que los padres junto con el director seran los responsables de el mantenimiento de la escuela, como el pago de la luz, agua, pintura, todo lo electrico etc. asi como el director sera el responsable de gestionar los materiales educativos practicamente el estado se esta haciendo un lado de los gastos que le competen al sector educativo y todo para que es la gran interrogantes, obviamente con este se pretende privatizar la educacion ocultamente pero el pueblo esta despierto y no lo va a permitir, logicamente el gobierno no quiere dar marcha atras y es poreso que los esta mandando a sus estados que alla lo resuelvan pero lo que se ganaria seria un acuerdo politico, pero ese acuerdo solo tiene validez con el actual gobierno, y en muchas ocasiones los acuerdos se los pasan por el arco del triunfo cuando ellos lo determinen y poreso el cnte no va a dar marcha atras hasta que se derogue tal reforma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.