La flor de Cuchunuc

Las temperaturas altas se comienzan a sentir en ciudad coneja, Tuxtla Gutiérrez, donde también las flores en tonos amarillo, morado y rosa que nos regalan los árboles de primavera, jacaranda y matilisguate nos deleitan con sus lindas flores, asomándose en algunas áreas arboladas que como pequeños pulmones aún hay en la capirucha.

En este ambiente cálido y colorido que anticipa la llegada de la primavera se realizó recientemente la Feria Gastronómica de la Flor de Cuchunuc, creada por don David Rodríguez Patiño. Por cierto, no tuve la oportunidad de asistir, sin embargo, si degusté ricos tamales elaborados con esta flor, mi mamá sabe prepararlos y le quedan muy ricos.

¿Conocen la flor de Cuchunuc? Para quienes somos originarios de Tuxtla Gutiérrez quizá sí es común, es probable que para algunas personas no tanto, o que ni siquiera habían escuchado o leído antes el nombre de esta flor. Les comparto algunos datos sobre ella.

Esta flor forma parte de la gastronomía zoque, nace del árbol que se conoce como matarratón; las hojas de este árbol, anteriormente se utilizaban mucho para la curación del mal de espanto, como comúnmente le llamamos en Tuxtla cuando una persona a causa de algún susto o accidente no tiene su espíritu en su cuerpo, así lo dicen quienes saben curar este mal.

La flor de Cuchunuc es pequeña, su colorido es mezcla de los tonos rosa pálido, blanco y lila, normalmente encontramos varias de ellas juntas, que a su vez forman tiras que decoran las ramas del árbol de matarratón. La flor es comestible, es rica en nutrientes, con ella se pueden preparar platillos salados y dulces, desde tamales hervidos, tamales horneados, revuelta con huevos hasta llegar a postres como el helado de flor de Cuchunuc, entre muchos platillos más.

Los árboles de matarratón son altos, miden aproximadamente más de 10 metros, el tronco del árbol es de tono claro, no café oscuro como suelen ser la mayoría de árboles. Es hermoso observar las ramas llenas de flor de Cuchunuc, sobre todo porque la mezcla de sus colores le da un toque diferente. Sus pétalos son suaves y la flor como mencioné es de tamaño pequeño. La cosecha de esta flor es todo un deleite, es como una especie de compartir entre los frutos que da el árbol y quienes vamos por sus flores.  Recuerdo una tarde de fin de semana, una actividad en colectivo, mi papá ayudando a bajar las ramas del árbol de matarratón, mi mamá y yo cortando con cuidado cada flor, aprovechando al máximo los frutos que con abundancia y gentileza nos brinda la naturaleza. Al final todos recolectando las flores que se escaparon de nuestras manos y depositándolas en un recipiente. ¡Qué regalo tener este árbol en la casa!

Con esta anécdota que refiero recordé lo importante que es conocer de dónde surgen los alimentos que consumimos, lo que significa para las personas sembrar árboles, recolectar cada semilla, grano, fruto y poder llevarlo a nuestras mesas.

La flor de Cuchunuc forma parte de la gastronomía en Tuxtla Gutiérrez y en Chiapas, es un elemento distintivo de la cultura zoque, así como esta flor sin duda hay muchos elementos gastronómicos que debemos conocer como parte de lo que nos identifica culturalmente, así como a la región en donde habitamos. Chiapas es tierra rica en producción de alimentos y somos gente afortunada en tenerlos a nuestro alcance, disfrutemos de ellos.

 

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.