A la derecha

FELIPE CALDERÓN – AÑO 2006 – QUINTO SEXENIO NEOLIBERAL

Por Miguel Ángel Zebadúa Carboney

Para muchos no fue una sorpresa que la ofensiva de los partidarios del expresidente Calderón ocurre se debe justo en que la exembajadora norteamericana en México revelara cuestiones serias en relación al papel del expresidente Calderón en el flujo ilegal de armas a territorio mexicano. La marcha de la extrema derecha hace un par de días está asociada a esta coyuntura y también las criticas, unas justificadas, otras francamente no, acerca del decreto que permite la presencia de la guardia nacional en las calles. Si sumamos a esto la cancelación por la presunta corrupción en los fideicomisos, anulados ahora, o la iniciativa para que conozcamos las fortuna de los ricos en México –se conocen la de Amazon, de Facebock, y muchos más- cuyo fondo es pago de impuestos por parte de ellos -privilegio hereditario desde hace varias décadas. Como hereditario lo es también la función policiaca de las fuerzas armadas en su desplazamiento por el país.

Desde Zedillo hay la insistencia sexenal de que la seguridad pública tiene que estar a cargo de los militares. Además, a finales de 2019 los mismos que criticaron el decreto de mayo de 2020, aprobaron la ley de la guardia nacional. De los panistas se puede esperar porque en el sexenio calderonista se aplicó con más dureza el mantenimiento del orden y porque creen en el uso de la fuerza. Por eso sorprende sus reacciones. Si bien es cierto que el actual presidente de la República se opuso a esta medida, también lo es el hecho que los militares no pidieron estar en las calles, como en su momento lo expresó el general Cienfuegos. El regreso a los cuarteles, cortaría de tajo el proceso, tampoco ajeno en América Latina, de lo que caracterizan como la “militarizar la seguridad pública”. Esta decisión continúa con la vieja política inamovible de encargarse de los múltiples problemas, también viejos. El haberse echado para atrás de su postura  “antimilitarista” del presidente, será tema de la historia política reciente. El periodista Roberto Rock acerca a algo de esto. El 22 de agosto de 2018, después que el general Cienfuegos le mostrara la situación de la seguridad en el país al actual presidente  “… ambos personajes habrían alcanzado entre otros acuerdos significativos, la permanencia de fuerzas militares en tareas de seguridad pública (según informó obrador este viernes”. (El Universal, 26.08.2018)

Tampoco son nuevas las campañas de los monopolios televisivos contra todo aquello que suena a “izquierda”, “comunismo”, y, ahora “populismo”. Lo cierto es que tienen consenso sobre cuál palabra usar para estigmatizar a la izquierda por parte de la derecha. Porque para ellos caben en el mismo costal, Mújica, Lula, Correa. Pero  también entraría el expresidente Obama ante Peña nieto y el presidente de Canadá, porque si populista es darle atención médica a  millones de desplazados y marginados, lo llamaran así. Pero aquí hubo silencio. Es que frecuentemente no se recuerda la reciente historia política en México. Las campañas mencionadas fueron contra toda la oposición, primero desde el viejo régimen y después con el panismo en su alianza con el PRI. Como si la historia se repitiera, que no es caso, los mismos monopolios continúan después de muchos años, siendo actores de resistencia al cambio social y político.

Volviendo a al cuestión García luna, el fin que persigue la derecha “mexicana” es desviarlo del centro de atención y colocar en su lugar los fracasos del gobierno morenista. Algo parecido a lo que algunos denominan “reparar los daños”. El aprieto en que pudiese vivir el expresidente derivado del juicio de su exsecretario de seguridad pública, pudiera convertirse en una situación histórica,  ya que, estaría en el centro del problema la violación del territorio nacional y permitir entrada de armas desde otra nación. Este es, a mi juicio, el verdadero juicio. Decir sobre ello que no estaba enterado, equivale pensar como lo dijo su antecesor: “¿y yo por qué?

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: