¿Sorpresas?

Slavador Cienfuegos Zepeda, Ex-Secretario de la Defensa Nacional.

En un país donde para algunos un saludo inicial es “¿qué transa?”, donde el empleado de la gasolinera, antes de empezar a llenar el tanque de gasolina de los autos dice como obligado: “verifique está en ceros” del medidor de la máquina, donde los nuevos botes de basura de plástico están anclados al concreto de la calle, ya podemos estar preparados para pensarnos como país. Pero si desde lo más alto de la pirámide del poder la corrupción en México se ha deslizado como un virus incontrolable prácticamente todos espacios, conversaciones, actitudes, del viejo régimen prianista, expresado ahora en un robo a la nación, en la política como negocio, en el capitalismo de casinos, y sin que hasta hoy ningún expresidente haya sido por lo menos, llamado a testificar, ya podemos estar preparados para dialogar con la justicia.

La batalla de los videos de la corrupción habían estado mostrando el tufo de acusados y perseguidos, pero con la filtración del hermano del presidente, todo cesó. El mensaje en el palacio nacional, fue, al parecer, recibido. Y es que de acuerdo con algunas informaciones, el expresidente Peña habría comunicado que tenía mas videos de políticos morenistas. Sea lo que haya sido, la batalla de los videos, o se llegó a una pausa, esperando el momento electoral, o de plano se frenó definitivamente. Este parón dará tiempo a algunos para reorganizarse.

Que el se exsecretario de la Defensa Nacional haya sido detenido y acusado de corrupción en Estados Unidos, podría no ser una sorpresa…, para el gobierno. Particularmente porque no estaba enterado de las acciones resultado de la cooperación en seguridad que desde hace ya varios años tienen los dos países; pero fue en el gobierno de Calderón donde se acrecentó de forma histórica esta riesgosa “cooperación” para la soberanía mexicana. Con el establecimiento durante el calderonismo de una “centro de intercepción de comunicaciones” en calles de Reforma y conducido por personal norteamericano, las palabras sobran.  Se trata de operativos de vigilancia, control y monitoreo al narcotráfico. El ingreso de agentes sin armas de la DEA es parte de los acuerdos de la cooperación bilateral iniciados por el PRI e intensificados al pie de la letra por los gobiernos panistas, y que el actual gobierno ha heredado. La existencia de este Centro no debe causar sorpresa debido a que “El gobierno de Felipe Calderón no sólo sabía de las operaciones de trafico de armas de Estados Unidos a México, sino que instaló aquí, con ayuda de la DEA, un sistema de espionaje.” (J. Jesús Esquivel, Proceso 2276, 14 junio 2020, p. 45.)

Histórico que un militar de ese nivel haya sido detenido dentro de una jurisdicción norteamericana a estas alturas ya muy ampliada y aplicada urbi et orbi, incluso, usando su brazo armado contra, por ejemplo, un general iraní de alto nivel, aniquilado por un proyectil este año en visita a Irak. No sería sorpresa si recordamos que otro general panameño, también fue sacado y llevado desde Panamá a las Cortes norteamericanas… acusado de narcotráfico

¿No sabía acaso el general Cienfuegos, (hijo de una costurera, lo que  le da credibilidad a al el origen popular de las fuerzas armadas mexicanas y con amplio recorrido militar), del riesgo de ingresar a territorio norteamericano? ¿Acaso no sabía que estaba siendo investigado? El general Cienfuegos mantuvo una actitud contraria a que el ejército estuviera en las calles haciendo cada vez más acciones policiacas, porque, entre otras cosas, afirmó, no fueron educados para ello. Tampoco hay aquí otra sorpresa. Solo que su sorpresiva opinión en público iba en la dirección contraria a la trazada desde hace varios años por todos los gobiernos civiles anteriores en materia de seguridad interna y la hoy son aplicadas a en las múltiples tareas asignadas a la Guardia Nacional, además de ser ahora el ejército responsable de las aduanas y de la Marina de todos los puertos del territorio nacional.

Solo que el costo tampoco debería ser una sorpresa.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: