El diario de La Riva

Sarelly Martínez/ChP

Hace algunos años leí La isla en el lago, de José Martínez Torres, un escritor que nació a mil kilómetros de aquí, pero que se ha hecho parte de nuestro paisaje cultural.

Acabo de leer El diario De la Riva.

La novela es tan interesante y atractiva que la leí de solapa a solapa. Hay que presumir las hazañas, digo. No mía, sino de José Martínez que logró que me quedara con su texto hasta el final.

Y me quedaría con sus personajes: a Marcela María de la Riva, le prestaría todos los libros de mi desnutrida biblioteca y me iría a comer al restaurant de Rosy. Con Ariel y Roberto, incluso con Ramírez Lugo y Angulo, me tomaría una cerveza. Entraría con gusto a ese planeta desconocido, lleno de ironía y de picardía, del Café Danubio, del bar de Nicho y del Colegio Santa María.

Después de leer y convivir con De la Riva, no queda más que agradecer a José, por ser un maravilloso escritor, un gran escritor y por aguijonear con su obra a nuestros creadores locales.

Portada de El diario de la Riva, obra editada por Editorial Terracota. Foto:ChP

Portada de El diario de la Riva, obra editada por Editorial Terracota. Foto:ChP

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.