Breve recuento: Festival de Fotografía Tragameluz 2013

tragame luz dos

San Cristóbal de Las Casas. Recientemente tuvo lugar la clausura del décimo segundo festival de Fotografía Tragameluz 2013, organizado por el Colectivo de Fotógrafos Independientes. El Festival se realizó en diez días, donde se llevaron a cabo actividades como talleres, exposiciones individuales, colectivas, proyecciones, tendederos fotográficos, charlas, ciclos de cine con el tema de la fotografía y revisión de portafolios fotográficos.

Casa de la cultura, cafés, galerías, calles, bares, fueron algunos de los rincones en San Cristóbal de Las Casas, Tuxtla Gutiérrez y Tenejapa donde se hicieron presentes los trabajos de las y los fotógrafos participantes.

Las obras se presentaron en diversas modalidades desde exposiciones con trabajos impresos, proyecciones digitales hasta instalaciones fotográficas.

La fotografía dejó entrever una amalgama de colores, técnicas, formatos, estilos, temáticas, perspectivas, a través de las cuales cada una de las personas participantes convergió en la captura de imágenes para transmitir diferentes mensajes mediante la comunicación no verbal, dando paso a formas creativas que muestran al público la búsqueda constante de cómo hacer fotografía, explorando con ello temas cotidianos, aquellos que por la rutina diaria suelen pasar desapercibidos.

Exposiciones individuales y colectivas

Entre las exposiciones individuales se contó con la participación de Alejandro Mazariegos con su tema No todo lo que veo es lo que soy; Julia Lea de Toledo con  Vidas secas: Escenas del Sertao Pernambucano brasileño;  Leonardo Toledo con Retractus, las disculpas que debo;  Diego Moreno con Condensación de la nostalgia; Brenda Obregón con Memorias animadas de ayer y hoy; Liliana Huerta con Lejos de casa; Efraín Ascencio con Éstas no son fotos de viaje.

Asimismo se presentaron exposiciones colectivas como Soñaba el fotógrafo que veía y fotografiaba lo que quería, del Colectivo de Fotógrafos Independientes; Lok’Tawanejetik; Los digitales también lloran; Cuerpo y espacio.

 Fotógrafos comentan sobre las exposiciones

Los trabajos expuestos abarcaron una diversidad de temáticas y técnicas, entre algunas destacó la resignificación conceptual de imágenes, como el caso de Leonardo Toledo con su expo Retractus, así como el retomar los conceptos de espacio y cuerpo para construirlos desde la perspectiva individual y colectiva, propuesta que trabajó Astrid Rodríguez para conjuntar la obra de 20 fotógrafos.

Retractus

tragameluz uno

 

En entrevista con Leonardo Toledo, uno de los fotógrafos expositores, comentó sobre su obra Retractus, las disculpas que debo, trabajo que engloba “una discusión acerca de dos conceptos con los que crecí pero que se han quedado en el camino: la fotografía y la noción de autor. Es una discusión porque a pesar de saber que ya fueron, hay mucha incertidumbre (al menos en mí) acerca de lo que sigue. Y es eso, re significar conceptualmente fotografías que ahí andaban, extraviadas en el archivo de la memoria”.

Retractus contempló más de cien imágenes expuestas, parte del trabajo realizado por el autor que incluye obra desde 1993 hasta el 2013, incluso “hay otras piezas cuyo componente fotográfico se realizó a mediados del siglo pasado”.

Las imágenes integraron alrededor de 8 piezas, a decir del autor “el número de piezas varía según el espectador”, esta obra sólo permaneció el día que se expuso. Cada pieza partió de diversas técnicas fotográficas “estenopeica, cianotipia, plata-gelatina, plata-gelatina sin negativo, soporte digital de 3 1/4, diapositiva, intervención fungi, intervención con humedad, intervención digital en plata-gelatina, en fin, muchas imágenes, muchas técnicas”.

Datos sobre la trayectoria de Leonardo

“Mi acta de nacimiento dice que nací en Mixcoac, pero mis primeros recuerdos son de San Felipe Ecatepec, municipio de San Cristóbal de Las Casas, donde viví hasta terminar la primaria y mi primera foto la tomé cerca de Betania, municipio de Teopisca, donde viví hasta terminar la secundaria, mi primer taller de foto lo tomé en Polanco, pero mi primera expo la hice en el Proimmse en San Cristóbal. Y así…”

Leonardo Toledo inició su incursión en la fotografía desde muy joven, “Hice foto desde muy joven, a la par que estudiaba pintura, dibujo y esas cosas. Mis amigos y maestros que se dedicaban a las plásticas (óleo, dibujo a lápiz, grabado, etcétera) me parecían demasiado mamones, ya sabes, poses, pretenciosos con demasiada necesidad de trascender, mientras que las y los fotógrafos me parecían gente más cool”.

Un elemento clave para Leonardo fue el descubrimiento de que la foto no sólo se limita a periodismo o documental “sino que podía servir para presentar, o representar, otras dimensiones de la vida humana. Le he dado más por ese lado, hacer de la imagen una metáfora de las mil palabras que dicen que contiene, tomar sus instantes y volverlos indecisos, atrapar la realidad y seccionarla como gusano. Algo así”.

Para el autor al capturar una imagen le atrae, “El poder, obviamente: Tomar un pedazo de tiempo y espacio, recortarlo y nombrarlo. Cambiarle el color a la luz, detener el tiempo aunque no exista, narrar el mundo con la misma arbitrariedad con que Margritte dice Esto no es una pipa”.

Cuerpo y espacio

Así se denominó a la expo colectiva que organizó Astrid Rodríguez, donde se reúne la mirada de 20 fotógrafos, mexicanos, que son originarios de diversas partes del país, Tijuana, Torreón, Distrito Federal, Oaxaca, Puebla, Guadalajara, Guerrero y Chiapas.

Astrid comentó que la idea para llevar a cabo esta exposición “fue invitar a fotógrafos para ver la mirada individual de lo que para cada uno de ellos significa el cuerpo y el espacio, y a su vez establecer un diálogo entre todas las fotografías”.

Para Astrid cuerpo y espacio son dos elementos dinámicos que están presentes: “El cuerpo interviene el espacio y el espacio condiciona al cuerpo. El cuerpo, materia viva, en constante cambio y movimiento, mezclándose siempre en el tiempo y el espacio, es un todo, y a la vez es nada”

En torno a estos dos elementos, cuya relación es estrecha, convergen las miradas de quienes participan en esta expo colectiva, ”El cuerpo y el espacio son la esencia de todo, de lo que es verdadero y real, de lo humano, de todo lo visual. Nada existe sin cuerpo y nada existe sin espacio”.

Dijo que “Esta muestra fotográfica es la propia interpretación de 20 fotógrafos que de manera individual y colectiva invitan a la reflexión y el diálogo entre sí y con el espectador”.

La exposición permanecerá abierta al público en general hasta enero del 2014, en Panóptico ubicado en Andador Real de Guadalupe esquina Diego Dugelay .

 

Datos sobre la trayectoria de Astrid

Astrid Rodríguez, quien se dedica a la fotografía hace aproximadamente 10 años, es de origen mexicano-guatemalteca, “nací en la ciudad de Guatemala pero tengo toda mi vida viviendo en México, en su mayoría en Tapachula, Chiapas, pero tengo doble nacionalidad”.

La autora define a la fotografía como “el medio que me permite expresar mis emociones, cuestionamientos, y la manera en que veo el mundo que me rodea. Cada vez más encuentro en ella, una mayor gama de posibilidades para expresarme creativamente”.

Con una trayectoria de aproximadamente 10 años en el ámbito fotográfico, Astrid compartió cómo nació su interés por la fotografía, “Desde pequeña observaba como mi padre documentaba con su cámara fotográfica su trabajo como ingeniero agrónomo cuando iba a los ranchos fotografiaba los amaneceres desde la avioneta, cuando fumigaban las plantaciones de plátano, hacía retratos de gente en las empacadoras y de todos los trabajadores, etc. Fue desde entonces que siempre tuve presente la fotografía conmigo”.

Tragameluz

Para quienes se interesen en conocer más sobre el Festival de fotografía Tragameluz visiten la página http://www.tragameluz.org.mx/

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.