Los jocotes más dulces Chiapas son de Huixtla y Mazatán

Jocotes en Pantepec. Cortesía: Pantepec Chiapas

*La ciruela mexicana (Spondias purpurea L.), también conocida como Jocote o Jobo, es una especie componente de la selva baja caducifolia (en la que los árboles pierden sus hojas durante la época seca) que se encuentra cultivada en una gran variedad de suelos. Su distribución abarca desde la costa de Sonora hasta Chiapas.


Integrantes de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) en conjunto con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y la Universidad de Guanajuato, determinaron que las ciruelas (jocotes) de Mazatán y Huixtla tienen mejores características de dulzor y actividad antioxidante.

La ciruela es un frutal con alto potencial para cultivo, debido a su bajo costo de producción, crece en forma espontánea y se adapta a suelos pobres y delgados donde no se establecen otros cultivos, además tiene resistencia a la sequía por su mecanismo de defoliación (caída prematura de las hojas de los árboles).

Al respecto, basándose en estudios de ciruela mexicana que reportan gran diversidad de especies, las cuales se deben estudiar para obtener materiales con características de calidad y aporte de metabolitos funcionales, que favorezcan su consumo, los investigadores señalaron que los estudios en Chiapas son escasos.

Por ello, con el objetivo de caracterizar ecotipos de ciruela mexicana con altos niveles de calidad y funcionalidad, Juan Manuel Villarreal Fuentes, Xóchitl Doraneli Pérez Pérez, Saúl Espinosa Zaragoza, Francisco Javier Marroquín Agreda, Irán Alia Tejacal y Carlos Alberto Núñez Colín desarrollaron un trabajo de investigación en la región Soconusco, el cual fue publicado en 2019.

Temporada de jocote en Chiapas, la fruta jugosa ideal para el calor  Cortesía: Osbaldo Cano

De tal manera que Villarreal Fuentes, Pérez Pérez, Espinosa Zaragoza, Marroquín Agreda, Alia Tejacal y Núñez Colín recolectaron de enero a agosto de 2016, frutos de ciruela mexicana procedentes de 32 árboles, en cuatro municipios del Soconusco: Tapachula, Mazatán, Huixtla y Huehuetán.

A través de un análisis de agrupamiento, los investigadores indicaron que los árboles de Tapachula tienen características propias que los separan de las demás localidades, además de que sus frutos, junto con los de Huehuetán tienen mejores características de rendimiento y productividad, en tanto que, los árboles Mazatán y Huixtla dan frutos más dulces y con alta propiedad antioxidante.

Cabe señalar que la actividad antioxidante en las ciruelas (jocotes) resulta ser un aspecto importante porque se asocia con la disminución de enfermedades cardiovasculares, alzheimer y algunos tipos de cáncer.

Después de los resultados obtenidos en la investigación, Villarreal Fuentes, Pérez Pérez, Espinosa Zaragoza, Marroquín Agreda, Alia Tejacal y Núñez Colín sugieren que la variabilidad de ciruelas mexicanas en la región Soconusco puede seleccionarse para posteriores programas de mejoramiento genético.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.