Artículos publicados por: Saúl López de la Torre

sharpei

¡Ahí voy, Popper, ahí voy!

Popper tensa los músculos, enfila la mirada hacia la vasija rebosante de croquetas aderezadas con brócoli y sopa de conejo; aguarda a que, en efecto, se muevan las ruedas de mi silla; avanzo veinte o treinta centímetros. Popper también avanza, con movimientos felinos, olisquea, come con la voracidad de un león hambriento.

pemex5-300x200

El petróleo

El petróleo mueve, integra y da confort al mundo. Gracias al petróleo, más de siete mil millones de mamíferos pensantes poblamos el planeta, aun con los desajustes abismales en la distribución de la riqueza generada por el trabajo del hombre

SONY DSC

San Juan Chamula

Sometidos por la dictadura corrosiva del aguardiente de maíz, una docena de chamulas bailan hombre con hombre en el kiosco de la plaza rodeado por la iglesia, el palacio municipal, el edificio del PRI y el tendedero de puestos de verduras, artesanías y nueces de macadamia

IMG_1028

Vivir sin caminar

Me rompí la columna vertebral en un accidente automovilístico, el 16 de abril de 1985, hace 25 años y cuatro días. Desde entonces no he podido caminar, ni he sentido en mi cuerpo el torrente fresco de los ríos ni el oleaje agitado del mar. Me desplazo en una silla de ruedas con el motor de mis brazos y me divierto dándole vueltas al Parque México. Acelero al máximo para que mis piernas espásticas vibren, ardan, hormigueen, se fatiguen, se relajen, como si me sostuvieran de pie y me transportaran.

¿A qué aspiran los petroleros?

Por Saúl López de la Torre/ El aspirantismo de los petroleros (me refiero a los hombres y mujeres por cuyas venas corre chapopote en vez de sangre) es completamente ajeno a la empleomanía. Los petroleros ambicionan vivir una larga vida de petroleros. Les fascina estrechar los límites del mundo, el vértigo de la velocidad que produce la materia a la que son adictos.