Chicoasen II, ¿electricidad verde?, Conoce el proceso constructivo

Chicoasén II Proyecto

Chicoasén II Proyecto

 

Entregas anteriores:

 

A diferencia de las cuatro hidroeléctricas que ya existen en el estado, Chicoasén II contempla como característica especial la instalación de una toma ecológica y miniturbina.  Con ella se aprovecharán alrededor de 10 km de un tramo del río Grijalva donde existen diversas especies de flora y fauna (entre el desfogue de Chicoasén II y la cola del embalse de la Presa Malpaso).

Se propone “como medida de mitigación para la conservación de estas especies”, el liberar un “caudal ecológico” las 24 horas del día durante todo el año, aun en las horas que operará la Central Hidroeléctrica. Para ello se contempla instalar una miniturbina que genere energía eléctrica aprovechando dicho caudal.

De acuerdo con el proyecto, la generación media anual de esa miniturbina será de 8.8 GWh, esta turbina pasará a ser propiedad del gobierno del estado de Chiapas, “como una medida que sería implementada por CFE para compartir beneficios con las poblaciones de alta marginación en la entidad”.

 

La obra

La presa, originalmente registrada como Copainalá, estará ubicada al noreste de Tuxtla Gutiérrez, en la zona denominada como ‘La Cuevita’, en los límites de los municipios de San Fernando y Chicoasén, a 8.5 km aguas abajo de la presa Chicoasén, siguiendo el cauce del río Grijalva.

Sobre el caudal del río se levantará una cortina de concreto de 30 metros de altura, con la cual se dará pie a un embalse que inundará en su nivel de aguas máximo ordinario un promedio de 188 hectáreas. Entre las obras adicionales a la cortina sobresale un canal a cielo abierto, mediante el cual sería desviada el agua.

También destaca la casa de máquinas que alojaría tres turbinas tipo Kaplan, un túnel carretero de 319 metros de longitud, con sección portal de ocho metros de base y siete de altura, el cual será excavado utilizando el método tradicional con el uso de explosivos.

 

Chicoasén II Proceso constructivo

Chicoasén II Proceso constructivo

 

Etapas del proceso constructivo

El Proyecto Hidroeléctrico Chicoasén II contempla seis etapas constructivas. La primera etapa es la excavación del recinto para alojar la obra de desvío-vertedor en la margen izquierda del río Grijalva; la estanqueidad se logra mediante ataguías naturales a la entrada y salida del canal, además de la construcción de dos bordos provisionales sobre la margen izquierda del canal.

La segunda etapa contempla la colocación de concretos en las estructuras de desvío-vertedor, formado por un canal de tres vanos de 12,35m de ancho cada uno; el montaje de equipo electromecánico (colocación de compuertas); y el inicio de excavación de acceso al túnel hacia la bahía de montaje por margen derecha.

En la tercera etapa está la remoción de las ataguías naturales y bordos provisionales del canal; construcción sobre el cauce del río de las ataguías de materiales térreos; puesta en servicio de la obra del vertedor trabajando como desvío; y excavación del túnel de acceso hacia la bahía de montaje.

La cuarta etapa consta de las excavaciones necesarias para alojar la cortina, casa de máquinas y desfogue; y la terminación del túnel de acceso hacia la bahía de montaje.

En la quinta etapa está la construcción de la casa de máquinas, la bahía de montaje y la subestación; e instalar en la casa de máquinas y subestación el equipo necesario para su funcionamiento.

Finalmente, en la sexta etapa está la remoción de las ataguías del cauce del río para la puesta en servicio de la obra de  generación; y el inicio de operación comercial.

 

Operatividad

La futura central hidroeléctrica Chicoasén II está diseñada para operar a “hilo corriente”, y en función de la operación de la hidroeléctrica Chicoasén, ya que los escurrimientos de entrada al embalse del proyecto serán los turbinados (desfogados) por la central actual, de manera que se tendría que turbinar ese mismo volumen en el mismo momento.

Los aportes medios anuales que recibe el sistema de las cuencas de aguas arriba de donde se construirá la hidroeléctrica, son del orden de los 354.9 m3/s; de los cuales la presa Chicoasén aporta el 96%, y el resto  los arroyos y cuencas secundarias, por lo que finalmente las salidas del sistema hacia el embalse Malpaso se estiman en 357.52 m3/s. Este volumen es únicamente durante las 8 horas diarias que opera la presa Chicoasén.

El diseño de la central hidroeléctrica prevé mantener un flujo constante de agua durante las 24 horas del día, aún y cuando la central no se encuentre en operación.

2 Comentarios en “Chicoasen II, ¿electricidad verde?, Conoce el proceso constructivo”

  1. moises lopez gonzalez
    20 febrero, 2015 at 21:13 #

    De acuerdo a lo que se expresa aquí, técnicamente es un proyecto de bajo impacto ambiental, de acuerdo a todas las normas ambientales, ya que para eso se prevé el caudal ecológico, que no es mas que un calculo del caudal de agua necesaria para mantener las condiciones bióticas y de ecosistemas locales; el uso de explosivos con las tecnologías actuales no implica riesgos, ya que son por implosión controlada, lo cual pulveriza el material además de no provocar fallas y/o fracturas; sin embargo, tampoco se pude decir que es 100% ecológico este proyecto ya que implica la inundación de 188 mts. a una cota de 30 metros, sería algo así como inundar 2 estadios como el Victor M. Reyna. Aún así, es impacto es mucho menor y para nada es comparable contra las miles y miles de hectáreas a cotas mayores a los 180 mts. que provocaron las 4 presas hidroeléctricas construidas en Chiapas entre 1959 y 1987, las cuales por cierto actualmente no logran llegar al porcentaje de eficiencia original proyectada, debido a las tecnologías empleadas en esos tiempos y que en la actualidad se encuentran dentro de un programa de reemplazo y modernización. Por tanto, ojalá y los medios de comunicación fuesen imparciales y nos alienten a la sociedad civil que en efecto, las empresas contratistas cumplan a cabalidad con este programa y no hagan cambios de ultima hora en detrimento de los impactos ambientales expuestos. Así mismo, sería muy importante, que el Gobierno Federal y Estatal evalúe este tipo de proyectos sean de utilidad pública o privada, desde la perspectiva y directrices de la Comisión Mundial de Represas (WCD por sus siglas en inglés) buscando en todo momento la sustentabilidad e impactos mínimos al medio ambiente, así como a la población afectada. Finalmente, no todas las hidroeléctricas son malas o desgraciadas con el medio ambiente, en pequeña o mini escala son muy viables técnica y ambientalmente, ahí tenemos de ejemplo a Bombaná en Soyaló y Schpoiná en Venustiano Carranza, construidas en 1961 y 1953 respectivamente y todavía en funcionamiento y sin daños colaterales ambientales y sociales, ya que no implican embalses, sino el aprovechamiento de los diferenciales de altura del terreno para turbinar cantidades mínimas de agua a presión.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Chicoasén II, urgencia por generar energía por sobre cualquier costo | Chiapasparalelo - 2 diciembre, 2013

    […] Chicoasen II, ¿electricidad verde?, Conoce el proceso constructivo […]

Responder a moises lopez gonzalez Haga clic aquí para cancelar el reenvío

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.