En medio de la resistencia, AMLO anuncia que su primera acción será dar banderazo al Tren Maya

Andrés Manuel López Obrador y Rutilio Escandón en el inicio del Tren Maya.

*Indicó que si las autoridades de Salud no le permiten salir de la Ciudad de México, entonces, el banderazo a las obras se daría de forma virtual desde Palacio Nacional, siempre y cuando las empresas constructoras cumplan con los protocolos impuestos por los funcionarios de Salud, Trabajo, Economía y del Seguro Social.


«Estoy esperando a que me autoricen los servidores públicos del sector salud de empezar a salir, también con cuidado, respetando todas las medidas, pero todavía no me informan de cuándo podría hacerlo […] Me gustaría ir a dar el banderazo al Tren Maya el 30 y 31, creo sábado y domingo, si no una semana después.

» fue el mensaje de Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia matutina de este 20 de mayo.

En medio de la polémica por los recursos legales que pueblos indígenas de Chiapas y Yucatán han implementado para detener dicho producto, el presidente reafirma que su primera acción, después de pasar la fase crítica por la pandemia, será dar el banderazo para que se inicien las obras del megaproyecto Tren Maya.

Los miembros del Pueblo Maya Ch´ol asentadas en los municipios de Palenque, Ocosingo y Salto del Agua, presentaron el día 7 de mayo, una demanda de amparo en contra de actos del Presidente de la República, del Secretario de Salud Federal y del Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR).  

La Jueza instruyó a que se abstengan de realizar actos tendentes a la ejecución del proyecto denominado “Tren Maya”, únicamente en lo que ataña a la comunidad a la que pertenecen los quejosos, esto es la denominada Maya Ch’ol; para que no se ejecute ese proyecto de obra dentro de la zona geográfica de la referida comunidad, asentada en Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, Chiapas.

Sin embargo, FONATUR informó que el proyecto seguirá debido a que no ha sido notificado de tal amparo de forma oficial.

“En caso de existir dicha suspensión provisional, esta no tiene efecto alguno” respondían.

FONATUR agregó que no considera procedente dicha suspensión provisional pues se trata de una vía de comunicación ferroviaria actualmente en operación y cuyos trabajos de obra son de mantenimiento y se llevarán a cabo con estricto apego a los protocolos sanitarios de medidas de protección.

Al respecto, la organización y habitantes precisaron que lo argumentado por Fonatur para justificar la improcedencia de la suspensión, en el sentido de que se trata de un vía actualmente en operación y cuyos trabajos son solo de mantenimiento, dista de lo señalado. por esa misma institución en su comunicado 8/2020, en el cual, al dar a conocer a las empresas ganadoras de la licitación del tramo 1, Palenque-Escárcega.

Una semana después, Organizaciones indígenas y civiles solicitaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) este fin de semana medidas cautelares en contra del Tren Maya para evitar daños irreparables al acuífero subterráneo de la Península de Yucatán, elemento indispensable de los territorios del pueblo maya y principal fuente de abasto de agua de la población y de las comunidades mayas.

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal y el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible señalaron en un pronunciamiento conjunto que hicieron esta solicitud pues la construcción del megaproyecto denominado “Tren Maya” pone en peligro al territorio del pueblo maya y al acceso al agua en condiciones óptimas de las comunidades mayas y poblaciones en la Península de Yucatán.

Esto último, se suma a lo dicho por José Francisco Cali Tzay, nuevo Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, quien comentó que comentó que a los pueblos indígenas se les priva de su libertad de expresión y asociación, mientras que los intereses empresariales invaden y destruyen sus tierras, territorios y recursos.

“En algunos países se están suspendiendo abruptamente las consultas con los pueblos indígenas y también las evaluaciones de impacto ambiental para forzar la ejecución de megaproyectos relacionados con la agroindustria, la minería, las represas y la infraestructura” dijo Cali Tzay.

En medio de este contexto, López Obrador dijo que retomaría sus giras bajo las medidas sanitarias y sus traslados serían por carretera aunque tardaría un poco más, pero para cuidarse y dar el ‘buen ejemplo’.

López Obrador manifestó que las obras del Tren Maya es importante por la generación de empleos que se requiere en estos tiempos de pandemia y, también, por cuestiones de tiempo, ya que se pretende concluir en 2023.

Además, el presidente aseguró que si las empresas a cargo de los tramos del Tren Maya quedan mal, no las volverá a contratar en otra obra durante su gobierno.

  • El consorcio formado por Mota-Engil México, China Communications Construction Company, Gavil Ingeniería, EYASA y Grupo COSH ganó la licitación para el primer tramo del sistema de transporte. El Tramo 1 de la ruta del Tren Maya recorre desde Palenque, Chiapas hasta Escárcega, Campeche. En estos 227 kilómetros aproximados se van a rehabilitar y mejorar vías existentes del Ferrocarril Chiapas-Mayab. La empresa ganadora propuso la oferta económica más solvente para el proyecto con un monto de $15,538,133,056.79.
  • El segundo fue adjuciado a Cicsa y FCC Construcción, en donde Carlos Slim tiene una participación accionaria. El Tramo 2 de la ruta del Tren Maya recorre 235 km aproximadamente, va desde Escárcega hasta Calkiní en el estado de Campeche. La empresa presentó una oferta por por un monto de $18,553,738,338.84.
  • En el caso del tercer tramo, la licitación fue ganada por el consorcio formado por Construcciones Urales, Gami Ingeniería e Instalaciones y Azvi. Gami, que forma parte del Grupo Indi, fue la encargada de construir el segundo piso del Periférico en 2005, año en el que aún gobernaba Andrés Manuel López Obrador en el entonces Distrito Federal. El Tramo 3 recorre 172 kilómetros aproximadamente, desde Calkiní, Campeche a Izamal, Yucatán. Este tramo sumará a los 80 mil empleos que se generarán en 2020 por la construcción del Tren Maya por un monto de $10,192,938,694.58 pesos.
  • El cuatro tramo del Tren Maya fue adjudicado directamente a ICA.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.