Cinco muertes, tres incidentes violentos y diecinueve contagios, saldo de pandemia en penales

Reos en el penal de San Cristóbal de las Casas. Foto: Chiapas Paralelo

*En el marco del Día Mundial de la Salud, es necesario mirar a las personas en mayor situación de vulnerabilidad, aquellas que, por cuestiones de precariedad social, contextos de violencia, errores de juicio o estar en el lugar y momento equivocado, sufren una sentencia de 2 hasta 10 años en una pena de muerte.


Asistencia Legal Por Los Derechos Humanos A. C. (ASILEGAL) recordó en el marco del Día Mundial de la Salud, que el acceso al derecho a la salud aún está limitado en las prisiones alrededor del mundo. Además, de acuerdo con el reporte de Amnistía Internacional “Olvidados tras las rejas: La COVID-19”, en el mundo hay 11 millones de personas viviendo en condiciones de privación de libertad.

En el contexto de la pandemia, las medidas para impedir la propagación de la COVID-19 han sido inadecuadas y, en algunos casos, han dado lugar a violaciones de derechos humanos, dijo la Asociación.

En su Mapa Penitenciario COVID-19, con última actualización del 6 de abril de este año, dieron a conocer que a nivel nacional registraron 4 mil 388 contagios, 352 fallecimientos, 21 incidentes de violencia, 3 mil 972 libertades otorgadas, y 1214 vacunas aplicadas.

Para el caso de Chiapas detectaron 19 contagios, de estos 17 son personas privadas de su libertad y el resto personal penitenciario, asimismo, 4 defunciones de personas privadas y uno del personal. Y, han otorgado 104 libertades y aplicado 82 vacunas.

Aunado a lo anterior, registraron 3 incidentes de violencia, todas en el Centro de Reinserción Social (CERESO) No. 5 de San Cristóbal de Las Casas, el primero fue el 03 de junio de 2020, cuando derivado de una riña gasearon a las personas privadas de la libertad entre ellos un bebé.

La huelga de hambre es para pedir el resguardo de su salud e integridad.  Cortesía Chiapas denuncia.

El segundo caso fue el 03 de mayo, por la inconformidad de no dar acceso a las visitas, y el último fue el 20 de mayo cuando realizaron una huelga de hambre para exigir su liberación por miedo a ser contagiados por COVID-19.

ASILEGAL mencionó que, la normalidad de la salubridad del sistema penitenciario, como se ha mencionado de manera reiterada en jornadas de revisión dentro de penales a lo largo y ancho del país, es precaria y negligente.

“Personas que fallecen por tratamientos hepáticos simples, mujeres que pierden su capacidad auditiva por una infección menor, adultos mayores que pierden la vista después de una década de estar cosiendo balones al interior de un CERESO. Debemos comprender que la pandemia agudizó un estado de crisis que de antemano ya se gestaba con ferocidad”, dijo ASILEGAL.

Penal No. 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Cortesía: CGT Chiapas.

Señalaron que, en México, acorde al Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria de enero 2020 a febrero 2021, la población penitenciaria incrementó de 202 mil a 217 mil, 15 más en un solo año.

Puntualizaron que dichas personas están en un riesgo latente e innecesario de contraer el virus por las políticas punitivas que rigen el país, de acuerdo con World Prison Brief (WPB), México ocupa el noveno lugar del mundo de población penitenciaria.

Finalizaron con que, en el momento que entraron a un centro penitenciario, sus derechos quedaron suspendidos, a no tener una salud íntegra. A pesar de que están comenzando a vacunar personas dentro, de acuerdo con el Mapa Penitenciario solo hay mil 214 personas vacunadas, “la realidad es que la pandemia en prisión no terminará con vacunar a población de tercera edad, sino a toda la población”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d