Viejo Velasco exige una Comisión de la Verdad tras 15 años de la masacre

*Exigen la creación de una Comisión de la Verdad para el esclarecimiento histórico y un mecanismo internacional contra la impunidad para garantizar de manera efectiva los derechos a la verdad, justicia, reparación y no repetición de las violaciones a los derechos humanos.

Por Redacción Alma Martínez

Familiares de víctimas y víctimas sobrevivientes de la Masacre de Viejo Velasco, junto a la Coordinadora de Organizaciones Sociales Indígenas, CDLI-XI’NICH’, UCISECH, Tsoblej yu’un Wokoltik y la Organización Xinich, recordaron la aún impunidad del Estado mexicano en contra de los responsables de la acción y omisión de ejecuciones, desapariciones y desplazamiento forzado hace 15 años en la comunidad.

Las organizaciones apuntaron que este es uno de los casos de grave violación a los derechos humanos alimentado por la falta de respuesta institucional, pues no se ha investigado la responsabilidad de funcionarios públicos, entre ellos Vicente Fox expresidente de México, Pablo Salazar ex gobernador de Chiapas y Mariano Herrán Salvatti ex procurador de justicia (fallecido en 2017).

Destacaron que frente a la impunidad, los gobiernos actuales en México son la continuidad de los proyectos de las administraciones anteriores.

La actual administración de nuestro país está más preocupada por implementar proyectos y seguir despojándonos de nuestros territorios, -como el tren maya-, que reconocer la responsabilidad del Estado frente a las violaciones a los derechos humano, indicaron.

Aunado a ello, señalaron que quienes luchan para defender sus territorios son encarcelados y asesinados como es el caso de Samir Flores en el estado de Morelos y recientemente el caso de Simón Pedro Pérez López integrante de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Los pueblos originarios no estamos contentos. Estamos sufriendo la guerra de exterminio, despojo, asesinatos, desapariciones, desplazamientos forzados, detenciones arbitrarias e ilegales, tortura, etc. Como lo que sucede en Aldama, Chalchihuitán, Chenalhó, Pantelhó, Chilón, Ocosingo, Chimalapas, entre otros lugares, expresaron.

Por todo lo anterior, subrayaron que no se cansaran de exigir justicia y verdad para las víctimas en la Masacre de Viejo Velasco, Acteal, Ayotzinapa y todas las personas desaparecidas en México.

Ni perdón, ni olvido

Conmemoración de los 15 años de la Masacre en las oficinas de la Coordina Xi’nich, Palenque Chiapas. – Foto: CDH Frayba

En memoria de quienes fueron desaparecidos, ejecutados, y desplazados de manera forzada el día 13 de noviembre de 2006 en la comunidad Viejo Velasco, municipio de Ocosingo, les recordaron con la esperanza de justicia y mencionaron que viven con dolor e incertidumbre por ellas y por ellos.

Recordaron a María Núñez González quien fue asesinada al interior de su vivienda, estando embarazada; a Petrona Núñez González quien fue secuestrada y sometida a tortura el mismo día de los hechos y que más tarde logró escapar. Sin embargo, falleció en el 2010 como consecuencia de la afectación psicológica que vivió.

Nombraron a Mariano Pérez Guzmán, Antonio Peñate López, Miguel Moreno Montejo y Pedro Núñez Pérez, quienes fueron desaparecidos y hasta hoy solo han encontrado los restos de Miguel Moreno y Pedro Núñez, identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Mencionaron que continúan en la incertidumbre de no conocer el paradero de los ancianos Mariano Pérez y Antonio Peñate, quienes tenían el cargo de principales de la iglesia comunitaria. Por lo que se preguntan: ¿Dónde están? ¿a dónde se los llevaron? ¿Qué les han hecho?

Masacre

CIDH admite el caso de la Masacre de Viejo Velasco. – Foto: CDH Frayba

El 13 de noviembre de 2006, aproximadamente a las 6:00 horas, 40 personas provenientes de la comunidad Nueva Palestina, Frontera Corozal y Lacanjá Chansayab (de la Comunidad Lacandona), armadas con machetes, palos, escopetas y rifles calibre 22, algunas con uniformes tipo militar y de seguridad pública, entraron de manera violenta a la comunidad.

Estas personas iban acompañadas por 300 elementos de la entonces Policía Sectorial de Chiapas, con armas de alto poder conocidas como cuerno de chivo: Ar-15 y AK-47. Así también, hubo presencia de cinco Fiscales del Ministerio Público, dos peritos, el comandante Regional Zona Selva de la entonces Agencia Estatal de Investigación con siete elementos a su mando y un representante de la anterior Secretaría de Desarrollo Social.

Dichos actos provocaron el desplazamiento forzado de 36 habitantes, cuatro ejecuciones extrajudiciales y cuatro desapariciones forzadas, de las cuales se encontraron restos de dos personas que fueron entregados a sus familiares cinco años después.

A 15 años de la masacre dichas personas aún se encuentran en desplazamiento forzado, sin garantías mínimas para su retorno y sin ninguna atención por parte del Estado mexicano.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: