Se cumplen cuatro años de la irrupción armada en Amatán

Con peregrinación exigen desmantelar «grupo paramilitar» en Amatán y cárcel para responsables de asesinatos de tres líderes

*El CNPA-MC adjudicó el asesinato de los activistas a los hermanos Carpio Mayorga y su grupo armado.

*Piden justicia para Noé y Santiago, asesinados por paramilitares en Amatán


El 17 de enero de 2019, un plantón del Movimiento por la Paz, la Justicia y el Bien Común (MPJBC) instalado en la presidencia municipal de Amatán, sufrió un ataque paramilitar, durante esa agresión los activistas Noé Jiménez Pablo y Santiago Gómez Álvarez desaparecieron, días después fueron encontrados sin vida y con huellas de tortura.

A casi 4 años de la irrupción armada, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (CNPA- MN) informó que a pesar de la detención de Manuel de Jesús y Wilber Carpio Mayorga, ambos expresidentes municipales de ese lugar, siguen en libertad y sin juicio.

Agregaron que solo algunos responsables enfrentan juicio, pues aún falta que la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas ejecute órdenes de aprehensión a 9 integrantes del grupo paramilitar. Por ello, exigieron al Gobierno Federal y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), así como a todas las instituciones correspondientes, su inmediata detención.

De igual manera, indicaron que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) generó la Recomendación 26/2002, en la que se señala la responsabilidad de la FGE, así como del gobierno municipal, estatal y federal por omisión y connivencia. Pero, no se ha seguido lo estipulado por el organismo nacional.

Al mismo tiempo, exigieron que el gobierno estatal como federal garantice la integridad de los testigos del caso. Indicaron que se han realizado diversas maniobras para comprar testimonios y se ha intensificado el hostigamiento de estas personas para que los culpables sean liberados.

La CNPA- MN recordó que Jiménez Pablo y Gómez Álvarez buscaban defender los derechos humanos y que se respetaran las decisiones de los pobladores de Amatan. En el caso de Noé, era uno de los principales líderes opositores contra el cacicazgo de los hermanos Carpio Mayorga.

Rutilio Escandón, gobernador electo de Chiapas, con Manuel de Jesús Carpio Mayorga, presidente de Amatán.

El cacicazgo se remonta desde que Manuel de Jesús fue presidente municipal de Amatán en el año 2001-2004 bajo el partido Acción Nacional (PAN), luego su primo Orbelin García lo hizo de 2004-2007 por el mismo partido.

Posterior a ello, Manuel de Jesús propuesto por el partido Verde Ecologista de México (PVEM) ganó los comicios 2012 a 2015, además por el mismo partido lo hizo su hermano Wilbert de 2015-2018. De nuevo, Manuel de Jesús postulado por Morena ganó el mandato de 2018-2021.

Impunidad

El CNPA-MN comunicó que el pasado 28 de octubre de 2022, la defensa de Manuel de Jesús solicitó que pueda pasar el proceso en la comodidad de su casa, argumentando que su vida corre peligro.

Ante ello, indicó que si la juez accede a esa petición tendrá que tomar medidas para garantizar la integridad de las víctimas y testigos del caso, pues no se trata de un crimen común en contra de un particular, sino de una acción en la que participaron distintos niveles de gobierno en contra de una manifestación popular.

Para todos en Amatán está claro que Manuel de Jesús ordenó y participó en el ataque del 17 de enero de 2019, y también para todos es claro que la prisión domiciliaria para este personaje solo dará un mensaje de impunidad, como ya lo están festejando sus compinches, y abonará a un ambiente de tensión social en contra de las víctimas, agregó el CNPA-MN.

Marcha fúnebre por Noé Jimenez Pablo y José Santiago – Francisco López Velázquez (50)

No obstante, resaltaron que han habido otros mensajes de impunidad en el caso, pues a pesar de que la CNDH emitió la recomendación 39/2020/VG por Violaciones Graves, el Gobierno de Chiapas encabezado por Rutilio Escandón Cadenas, no acepta dicha recomendación, un acto que afecta de manera directa los derechos de las víctimas.

Por otro lado, la FGE solo ha detenido a dos de los autores intelectuales y materiales, los hermanos Manuel de Jesús y Wilber, dejando pendientes de ejecución las órdenes de aprehensión giradas en contra de los perpetradores del ataque paramilitar.

En la Fiscalía General de la República (FGR), expusieron que se han negado de manera sistemática a la atracción del caso argumentando que es del fuero común, a pesar del uso de armas exclusivas del ejército y de la evidente delincuencia organizada.

Además, el hermano del delegado de la FGR en Chiapas, es parte del bufete de abogados que defienden a los hermanos Carpio Mayorga, lo cual genera un grave conflicto de intereses ante el cual la FGR debe tomar cartas en el asunto, detalló la Coordinadora Nacional.

Por ello, exigieron que la CNDH actué con toda la fuerza moral y política de su mandato, defienda a las víctimas e inicie el procedimiento ante el Senado de la República. Así como, la aceptación y cumplimiento de la recomendación 39/2020/VG por parte de todas las instancias Estatales y Federales.

También, la no prisión domiciliaria de Manuel de Jesús, pues debe pasar el proceso del juicio en prisión. Y, el cumplimiento y ejecución de todas las ordenes de aprehensión de los involucrados en los hechos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: