Chocan militares con población atrapada por la disputa entre cárteles, en sierra de Chiapas

Chiapasparalelo
Chiapasparalelo
Chocan militares con población atrapada por la disputa entre cárteles, en sierra de Chiapas
/

Comunidades se encuentran entre tres fuegos: el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el de Sinaloa (CDS), y ahora al ejército mexicano.

Elementos del Ejército Mexicano entraron hoy a comunidades del municipio de Chicomuselo, quienes también están siendo amenazadas por los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG), el de Sinaloa (CDS), para que se unan a ellos. La población quedó atrapada ahora entre estos tres fuegos; por lo que la mayoría tuvo que huir para intentar sobrevivir.

Alrededor de las 6 de la mañana de este martes 16 de enero, elementos del Ejército Mexicano (SEDENA) y de la Guardia Nacional entraron por la fuerza a las comunidades Chegel, Socoltenango, Puerto Rico, Nueva América, entre otras del municipio de Chicomuselo.

A estas comunidades llegaron a principio de enero, integrantes del Cártel de Sinaloa, quienes les exigieron una lista de todas las personas que conforman los ejidos, para obligarlos a unirse a sus filas. La población se negó y les exigió que se fueran.

El grupo criminal les amenazó y les dijo que iba a regresar. En ese momento se dio un primer éxodo masivo de quienes en ese momento pudieron huir, por lo que la mayoría de quienes quedaron en la zona son hombres y mujeres adultos mayores.

Desde meses antes, estas mismas comunidades fueron amenazadas por el Cártel Jalisco Nueva Generación, grupo que tiene a través de un brazo armado llamado MAIZ, el control de la cabecera municipal de este lugar y de Frontera Comalapa.

El CDS y el CJNG mantienen una disputa armada por el control del estado de Chiapas y las rutas de tráfico de personas, armas y droga que entran por la frontera sur al país. En su disputa han asesinado y desaparecido a cientos de personas, y mantienen en estado de sitio a poblados enteros.

De acuerdo a los pobladores, el ejército mexicano en algunos lugares ha sido omiso y frente a ellos opera uno de los cárteles; en otros casos ha arremetido contra la población civil, que está atrapada ahora entre los tres fuegos.

En este contexto, militares entraron por la fuerza a comunidades de Chicomuselo. La población les pidió que se retirarán, que no quieren que haya enfrentamientos en sus poblados. Los militares respondieron lanzándoles gases lacrimógenos, golpeándolos.

Uno de los militares les gritó amenazante: “están tapando el camino a la autoridad, es nuestro deber reconocer en todos lados, dar seguridad a la comunidad, a todas, parejo. ¿Cuál problema? El problema son ustedes ¡Cobardes! Porque a dos o tres personas armadas les tienen miedo”, dijo en relación a las denuncias de la población sobre el temor que tienen contra los cárteles.

“Para eso se deben unir. Como tú, como tú cabrón que tienes el bozal. ¿Tu eres el que los presionas o qué? Quítese el paliacate, no se esconda ¿Para qué me grabas?, por cobarde. Si son caballeros, si los tienen puestos, guarden silencio. Tú, te tengo ubicado. Te tengo ubicado cabrón. Voy a entrar al pueblo”, les advirtió.

Los pobladores intentaron explicarles que no apoyaran a ninguno de los dos cárteles, que quieren que cárteles y ejército se vayan de su zona. Sin embargo los militares entraron a los poblados y destruyeron pertenencias de los pobladores.

“El ejército aventó piedras aventaron piedras mucho gas lacrimógeno. Llevaban barretas desbarataron las líneas de los señores campesinos y la gente pues ya no tuvo ya no aguantó”, explicó un campesino.

Detalló que como pudieron salieron de las comunidades para huir los posibles enfrentamientos entre cárteles y ejército. Sin embargo -dijo- su única salida es por la presa de La Angostura, que colinda con el municipio de La Concordia.

Ahí los lancheros se negaron a pasarlos -apenas ayer en ese municipio uno de los cárteles dejó cuatro cabezas humanas en el interior de una hielera-, por lo que la población quedó nuevamente atrapada a la orilla de la presa.

“Ya se huyeron, se huyeron los niños, la gente enferma en carretillas. Se huyeron para las montañas, para la presa. Pero el otro problema es que ahí están estancados, nadie los pasa, los lancheros se corrieron también”.

“Entonces es un caos aquí en la orilla de la presa, está muy feo. Quedaron cerradas las casas, todo quedó cerrado, abandonado. Abandonaron sus animales, sus animalitos de corral, ganado, caballos, sus autos. Ya no lo pudieron pasar para cualquier lado”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d