De la locura a la esperanza

Foto: cinabrio.over-blog.es

Foto: cinabrio.over-blog.es

 

El 24 de marzo de 1980 Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue asesinado por un francotirador mientras celebraba una misa, justo momentos antes de del ritual de la Consagración. Monseñor Romero fue un férreo crítico de la situación de los derechos humanos en el Salvador, su voz le dio voz a quienes no eran escuchados ni dentro ni fuera de su país y que acusaban al Gobierno por la represión que se vivía.

En 1993 la Comisión de la Verdad, misma que fue creada a instancias de los Acuerdos de Chapultepec, concluyó que Monseñor Romero había sido asesinado por un francotirador ligado al Escuadrón de la Muerte. En el informe que fue dado a conocer el 15 de marzo de 1993 y que fue intitulado “ De la locura a la esperanza, la guerra de 12 años en el Salvador” se documentaron las violaciones a los derechos humanos cometidas en aquél país

En 2006 la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) concluyó que el derecho a conocer la verdad acerca de las violaciones manifiestas de los derechos humanos y las infracciones graves de las normas de derechos humanos es un derecho autónomo e inalienable, vinculado a la obligación y el deber del Estado de proteger y garantizar los derechos humanos, realizar investigaciones eficaces y velar por que haya recursos efectivos y se obtenga reparación.

En México vivimos desde hace años un clima de violencia derivado del enfrentamiento de las fuerzas de seguridad del Estado contra diversos grupos de la delincuencia organizada, en ese transcurrir de los años se han hecho diversas denuncias sobre excesos o incluso delitos por parte de quienes deben de resguardar la seguridad de la ciudadanía.

La actual Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, permite al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) a ordenar la apertura de la información aun cuando esta se encuentre dentro de una averiguación previa en razón de que dicha información está vinculada con violaciones graves a los derechos humanos, así ha acontecido con las decisiones de la integración del IFAI como Organismo Constitucional Autónomo al resolver los asuntos San Fernando y Tlatlaya.

El dictamen de la Cámara de Senadores respecto a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, señala en su artículo 5 “No podrá clasificarse como reservada aquella información que esté relacionada con violaciones graves a derechos humanos o delitos de lesa humanidad, de conformidad con el derecho nacional o los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte”.

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas. En este sentido es importante expresar que constituye una buena noticia que el dictamen de la Cámara de Senadores faculta al IFAI a ordenar la apertura de información ligada a violaciones graves de los derechos humanos o lesa humanidad, esperemos que la Cámara de Diputados no modifique este punto importante, y demos un paso más para pasar de la locura a la esperanza.

@CarlosAntonioMZ

Un comentario en “De la locura a la esperanza”

  1. luis urbina
    25 marzo, 2015 at 10:07 #

    Buen punto de Esperanza … Muy buen art.
    Saludos Dr.

Responder a luis urbina Haga clic aquí para cancelar el reenvío

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: