Romper el silencio en la Universidad

Por Juliana Matus López

Para quienes vivimos de cerca los cambios que se han venido dando en el escenario político y universitario en los últimos meses en México y Chiapas en este polémico año, que a juzgar por los medios de otros países y ante el mundo, tenemos un gobierno de “izquierda” que gobernará de otra manera un sexenio difícil para el país. No solo por el deterioro de su imagen a nivel internacional por los altos índices de corrupción e impunidad, sino también porque se encuentra en una quiebra financiera que ha provocado reacciones en la bolsa de valores y una profunda preocupación social en los ciudadanos.

La crisis de credibilidad de las instituciones fue tal vez una de las primeras razones por las que el pueblo de México votó por el cambio, con la esperanza que sea un gobierno democrático que considere la opinión de los distintos sectores sociales, que le lleven a un cambio real en la manera de gobernar o como lo ha dicho en reiteradas ocasiones el hoy Presidente de México Andrés Manuel López Obrador “…por el bien de todos, primero los pobres” la gran expectativa de todos los mexicanos es que se cumpla esa promesa.

Pero la sacudida política que se dio en el país, se extendió a regiones como Chiapas, que como efecto dominó resultaron como ganadores de la elección los candidatos al gobierno del Estado y del Ayuntamiento: Rutilio Escandón y Carlos Morales, respectivamente. Así en el séptimo mes del año, los universitarios empezamos a debatir entre los resultados de la elección y las vísperas de la elección rectoral de la Unach, que a cuatro meses después presentaba como algo insólito, una larga lista de candidatos a ocupar el sitio de mayor representación para la máxima casa de estudios de Chiapas.

En este acontecimiento de importancia para los universitarios hay tres asuntos que se observaron:

Primero.- El peligro de que llegara a la rectoría un candidato externo, que no tuviera el conocimiento de la problemática de la Universidad y más que rescatarla de la crisis financiera en que se encuentra, hubiera sido usada como escaño político y convertir a la institución en la “caja chica” de campañas políticas.

Segundo.- La reacción de los distintos grupos universitarios en redes sociales y manifestaciones de todo tipo, ante la amenaza de que fuera nombrado un rector extraño para la Universidad que no cumpliera con el perfil académico, pero sobre todo que también fuera violada su autonomía.

Tercero.- Por primera vez en la historia de esta auscultación, dos mujeres participan en la terna para la elección de la rectoría. Y aunque siempre habrá voces críticas, me parece que se ha dado un gran paso para el equilibrio en la participación de hombres y mujeres, aún cuando no se cumpla la cuota de género.

Los universitarios esperamos que con estos vientos de cambio, también pueda darse una reforma a la legislación universitaria, pues en ultimas modificaciones deja abierta la puerta a que nos represente un externo que no cuente con una carrera académica dentro de la Universidad, además de otros requisitos que los unachenses tendríamos que debatir.

Estamos conscientes que ha habido un silencio de las instituciones en todos sus procesos internos y externos, pero también hay que reconocer que ese silencio ha sido provocado por una callada actitud de los universitarios, que no hemos exigido cuentas a quienes nos gobiernan. Un silencio que no puede mantenerse ante la terrible realidad de Chiapas.

Ha habido un silencio, como una especie de letargo en que se encuentran las instituciones, especialmente las públicas que dedican su quehacer a la formación de profesionales. Son las universidades las que mayormente están obligadas a brindar una labor en la formación de un pensamiento que aliente a la crítica. Crear una cultura de la denuncia a las malas acciones de los gobiernos, pero también de los mismos ciudadanos cuando sea necesario.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.