Paco Rojas, el aliado cómodo de Carlos Morales

Paco Rojas, político de oposición furibunda a los gobiernos de Juan Sabines y Manuel Velasco, se ha convertido en aliado fundamental de Carlos Morales Vázquez en la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez. Apoya las iniciativas, propone, enriquece las propuestas. No es, en ningún momento, la espina en el zapato del gobierno emergido de Morena.

El político, hasta el momento panista, demuestra que entiende su papel de oposición propositiva, lejos del sectarismo y de la descalificación constante de sus adversarios.

Al presidente Carlos Morales le viene bien contar con un aliado con tanta credibilidad y confianza para los tuxtlecos y lo ha aprovechado a su favor: invita a su ex oponente a revisar avances, casi como si fuera un auditor externo.

En la mal encaminada iniciativa para que la ciudadanía tuxtleca pagara el dos por ciento en su recibo de luz para que fuera a parar al gasto del alumbrado público, mientras varios legisladores festinaban con sal la herida abierta del presidente municipal, Paco Rojas fue el único que lo defendió. Dijo que la medida es necesaria pero que, en estos momentos en que la economía está paralizada, no es oportuna. Solo es cuestión de tiempo, adujo.

Foto: Jesús Hernández

Paco Rojas, quien se desempeña como regidor, es un político incombustible, que no creo que le perjudique la cercanía con Carlos Morales, porque este desarrolla una gestión transparente y sin señalamientos de corruptelas.

Hace unos días cuando vi a Paco en Plaza Galerías le pregunté si es cierto que había acordado con el presidente una alianza para que encabece la candidatura por Morena a la capital en 2021. Me respondió que falta mucho para eso y que es falso que mantengan un acuerdo de ese tipo.

Es cierto que faltan más de dos años para la renovación de las presidencias municipales, pero no creo que ningún presidente, ninguna presidenta municipal, deje de pensar en la oportunidad de ser reelecto, o en apoyar a posibles sustitutos.

De las cuatro presidencias más importantes ganadas por Morena en Chiapas, hay muchas posibilidades de perder San Cristóbal de Las Casas, Tapachula y Comitán, en donde los alcaldes están todavía en su ruta de aprendizaje, pero sin dar muestras de aquilatar los errores cometidos.

Carlos Morales Vázquez ha hecho una buena gestión, honesta y transparente, pero está maniatado con una deuda impagable y un presupuesto que solo alcanza para cubrir los sueldos y las necesidades básicas.

De ahí la urgencia de encontrar recursos del sector que no puede negarse si se le impone una nueva contribución. Lo recaudado no iba ser mucho: un millón 400 mil pesos bimestrales; para alguien que gasta 150 pesos, estaría aportando un peso con 50 centavos mensuales al recibo de luz por alumbrado público que alcanza los siete millones de pesos bimestrales.

Obviamente que cualquier impuesto nuevo -por eso proviene de imponer- causa molestias, aunque la contribución no sea mucha.

Confío en que Carlos Morales hará un buen gobierno municipal, pero para lograrlo debe contar con recursos, y mayormente de las arcas estatales y federales, porque las necesidades que presentan los ciudadanos tuxtlecos no se solucionan con palabras, sino con acciones y con obras.

Así, el apoyo que brinda Paco Rojas al presidente no es por un acuerdo electoral para el 2021, sino porque como regidor de cabildo sabe de todos estos tropiezos que se están enfrentando en la alcaldía tuxtleca, pero también de la buena voluntad de ejercer un buen gobierno municipal.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.