Moxviquil, un sitio de orquídeas en México que debemos preservar

Foto: Cisco Dietz Orquídea: Stelis kaiae

Foto: Cisco Dietz
Orquídea: Stelis kaiae

 

Por Isauro Vidal Rodríguez

 

Hoy en día, en San Cristóbal de Las Casas, existe un lugar al norte de la ciudad conocido como Moxviquil , donde solo unas 135 ha pertenecen a una reserva privada, es decir, una reserva no decretada por el gobierno como tal, sino una reserva que un grupo de personas quiso que así fuera, como herencia natural para los que ahí siguen llegando, por eso Pronatura Sur, le puso el nombre de: Encuentro de Caminos.

Por su parte, Pronatura Sur intenta brindar a la población un espacio donde conozca y contemple las variedades de la flora que existe en el estado de Chiapas. que los visitantes tomen conciencia del mundo natural y su fragilidad, a la vez de motivar su curiosidad de observar las maravillas naturales de Chiapas así como respetarlas. Este año 2014, se cumplen 5 años de haberse establecido el jardín botánico de la reserva.

Uno de los grandes motivos que ahí encuentras es Orquídeas Moxviquil , iniciativa que comenzó desde 1994 por Cisco Dietz. Este lugar es un sitio que debemos preservar para futuras generaciones con una pequeña muestra de las variadas maravillas de la flora natural de México. También, asegurar un espacio donde la gente pueda visitar y compartir la belleza y maravillas de la evolución, así como alentar el apoyo de las comunidades locales para mantener y preservar sus bosques. Otro de los propósitos del Jardín es ser un espacio de consulta e información para futuros estudios científicos. El Jardín esta abierto a todas las personas desde todos los ámbitos de la vida.

Actualmente, la colección cuenta con 1,500 ejemplares perteneciente a 400 especies de orquídeas chiapanecas, representando así el 57.15% de las especies que se encuentran en la entidad y el 33.34% a nivel nacional. La colección es una herramienta invaluable de investigación, además de servir como punto de partida para los esfuerzos en educar personas acerca de la fragilidad de los ecosistemas.

Con referencia a Moxviquil, palabra que para algunos es difícil de pronunciar y mucho más difícil de escribir y que puede ser: Moxviquil ó Mosh-Bikil , la palabra tsotsil Mosh o Max o Imosh, actualmente la traducen como algo hecho nudo, otros dicen que significa mono, sin embargo Marcos E.Becerra, en su libro “Nombres Geográficos Indigenas del estado de Chiapas”, ( obra publicada por el gobierno de Tabasco en 1980)rescata la investigación hecha por un naturalista de apellido Hernández, quien fuera médico de Felipe II , que tanto estudio la flora en México y, este autor llega a la raíz de lenguas mayanas (tsotsil, sendal, chaneabal, mame, quiché, cachiquel) donde la sílaba shi es raíz de shiktli, es decir, resulta esto presente como un elemento que expresa la idea de “ombligo” o “cosa sumida o deprimida” , sin embargo por la gran influencia de los nahoas (Los Nahoas, es el grupo autóctono, reconocido últimamente como tal, aunque su historia se remonta a la cultura NÁHUATL de México), se va más alla y busca similitudes hasta conjeturar el simbolismo fonético de Imash = shipak=tli y el simbolismo jeroglífico de la figura nahoa del Sipaktli, diciendo que: Imosh o Sipaktli simbolizan “ el primer fuego”, refiriéndose mas que nada a la semilla, origen.

El elemento Bikil en esta palabra de Moxbiquil, se refiere al cordón umbilical, ese cordón que se enrolla y que es cortado al momento de nacer, dejándonos justo en nuestro centro esa cosa sumida, eso que llamamos ombligo , por tal razón es que la traducción literal que se hace: tripas hechas nudo ; es mas bien, el lugar donde nacemos. En ese lado norte de San Cristóbal de Las Casas, precisamente es un lugar de nacimiento de un ojo de agua, del nacimiento de la vida, a donde llegan por diferentes caminos, personas con diferentes culturas y pensamientos a revitalizarse y encontrarse ahí un instante de vida.

Para celebrar esta iniciativa y dejarles con mas expectativas, en el año 2008, se encontró una nueva especie de orquídea, esta orquídea que andaba por ahí escondida de los investigadores, se llama Stelis kaiae y se encontró en el municipio de la Trinitaria y efectivamente, esta especie la puedes conocer hoy en el jardín de orquídeas Moxviquil o Mosh-Bikil, o en las tripas hechas nudo o en ese encuentro de caminos, por el que un día nos encontraremos también.

, , , ,

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.