Opinión

Paralelos

Sandra de los Santos

  • El Museo de la Ciudad, que construye ciudadanía y fomenta la cultura

    ¿Conoce el Museo de la Ciudad de Tuxtla? Al entrar usted se dará cuenta que no está en cualquier sitio. Es un edificio que ha logrado sobrevivir a la idea que tienen muchos gobernantes de lo que es una ciudad moderna. Son de esos sitios que son luz y que basta estar ahí unos momentos para empezarlo a querer. ¿Se puede querer un edificio? Pues, a este sí.

Escrutinio Público

Gerardo Coutiño Montes

  • De la Bola mexicana a la necesaria transformación política y social

    Como se sabe un pogromo es una palabra en lengua rusa que significa destruir, sembrar el caos o demoler con violencia. Su uso se generalizó en la patria de Lenin a partir de la histórica persecución contra el pueblo judío en esa parte del mundo. Aunque el término se utilizó primeramente de forma genérica para describir todas las formas de violencia colectiva -eso hay que subrayarlo- contra el pueblo judío; pronto se utilizó también para señalar la violencia contra cualquier minoría.

El Circo

Francisco Javier Cordero Fernández

  • Vivir comiendo diferente

    No todo está perdido pues en país existe, desde el 2004, la Red Mexicana de Tianguis y Mercados Orgánicos cuuyos los objetivos son “promover el desarrollo del mercado agroecológico interno; fomentar el consumo local responsable de productos orgánicos; promover el intercambio directo entre productores y consumidores; difundir los principios y la filosofía de la agricultura orgánica; facilitar el intercambio de experiencias y ofrecer espacios multiculturales donde el consumidor efectúe una compra ética y amigable con el ambiente”.

Arenilla

Alejandro Molinari

  • Definición de niña

    ¿A qué edad una niña deja de ser niña? Tal vez no hay una edad definida; tal vez, cada ser humano es diferente. Me emociona recordar que, en su último año de vida, mi abuela Esperanza fue como una niña. Ah, qué prodigio.

Invitad@s

  • Ayotzinapa en la Coyuntura

    Gaspar Morquecho/Al parecer, bastaron menos de 2 meses para que la Ingeniería Social y el diseño de la Ruta para el Control y la Administración de conflictos hiciera evidente su eficacia al contener y encausar a un movimiento social que se caracteriza por su calidad moral y la solidaridad con la que ha sido cubierto en el país y en otras geografías.

Diseño Web por Juventino Sánchez/Tifón Estudio