Opinión

Debió haber sido un poco antes de la mitad de la pasada centuria cuando se construyó la primera computadora, un prometedor pero gran armatoste que ocupaba el espacio de un departamento familiar. En las películas de El Santo ya se presentaban rudimentarios aparatos que adelantaban la era de la comunicación planetaria actual.

Nuestro desencanto comunicacional

Debió haber sido un poco antes de la mitad de la pasada centuria cuando se construyó la primera computadora, un prometedor pero gran armatoste que ocupaba el espacio de un departamento familiar. En las películas de El Santo ya se presentaban rudimentarios aparatos que adelantaban la era de la comunicación planetaria actual.

En 1976, un historiador italiano, también filósofo e historiador de las ideas, Carlo Ginsburg, publicó un libro titulado El queso y los gusanos: el cosmos de un molinero del sigo XVI (Editorial Península, Madrid), que muy pronto no sólo se convirtió en un libro ampliamente leído y difundido, sino en una de las obras claves de la microhistoria, que en México cultivó con excelencia el historiador michoacano Luis González y González.

Un paréntesis autocrítico

En 1976, un historiador italiano, también filósofo e historiador de las ideas, Carlo Ginsburg, publicó un libro titulado El queso y los gusanos: el cosmos de un molinero del sigo XVI (Editorial Península, Madrid), que muy pronto no sólo se convirtió en un libro ampliamente leído y difundido, sino en una de las obras claves de la microhistoria, que en México cultivó con excelencia el historiador michoacano Luis González y González.

Pintura: https://cutt.ly/iaCu86j

Resistir desde el amor

Celeste despertó, se asomó a la ventana, el paisaje aún estaba cargado de neblina densa, y como dijera coloquialmente, ni las luces del solecito.  Miró el reloj, las siete de la mañana. Fue a la cocina, se preparó un café y se dispuso a beberlo mientras contemplaba el paisaje.

Facsímil del Discurso de Belisario Domínguez, 23 de septiembre de 1913 (fragmento, Nota)

Mente abierta, Acceso abierto y Cultura libre

Hace ya más de un siglo que el patricio chiapaneco Belisario Domínguez Palencia (1863-1913) escribiera aquel memorable discurso con agudas críticas contra la dictadura de Victoriano Huerta, fechado el 17 de septiembre y pronunciado el 23 del mismo mes del año de su martirio y asesinato dos semanas después.

En su visita a Chiapas, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud en México, criticó el alto consumo de refrescos embotellados y de alimentos chatarra.  “¿Para qué necesitamos el veneno embotellado, el de los refrescos? ¿Para qué necesitamos donas, pastelitos, papitas que traen alimentación tóxica y contaminación ambiental?”, se preguntó.

Campeones en consumo de refrescos embotellados

En su visita a Chiapas, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud en México, criticó el alto consumo de refrescos embotellados y de alimentos chatarra.  “¿Para qué necesitamos el veneno embotellado, el de los refrescos? ¿Para qué necesitamos donas, pastelitos, papitas que traen alimentación tóxica y contaminación ambiental?”, se preguntó.

Página web de la Secretaría de Salud del gobierno de Chiapas

Autodeterminación y comunicación comunitaria: ejercer el derecho a la información sobre COVID-19 en comunidades indígenas en Chiapas

Por Sofía Huerta Noguera. En Chiapas, no fue sino hasta el mes de junio que el gobierno del estado dio a conocer información sobre las medidas en ch’ol, tseltal y tsotsil (…) dirigidas a población indígena en zonas urbanas con acceso a alguna tecnología móvil como celulares e Internet, o medios de masas como televisión o radio.

Unknown

Perlas de la ignorancia

Desayunábamos con Nikito Nipongo una mañana en el restaurante del hotel en que nos hospedábamos en Mérida, Yucatán. Asistíamos a una reunión de institutos de cultura con intelectuales de diversas regiones del país, convocada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Ilustración: Nadia Carolina Cortés Vázquez

Breve historia del mañana

Yuval Noah Harari: “La ciencia dice que nadie alcanza la felicidad consiguiendo un ascenso, ganando la lotería o incluso encontrando el amor verdadero. La gente se vuelve feliz por una cosa y solo una: las sensaciones placenteras en su cuerpo”